Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

El voto útil, no es avalar al bipartidismo

11/12/2015 11:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ante la jornada electoral que se avecina, por sensatez, tenemos que dar por sentado que las garantías de nuestros derechos son radicalmente incompatibles con votar en clave bipartidista

Aún cuando como votantes  nos negamos a asumir  responsabilidad  de los fracasos  del gobierno que hemos  votado,   lo cierto es que somos culpables de los  mismos, mayormente cuando incurrimos en reincidencia. 

Pues no  hemos de olvidar, que  como electores  todos tenemos en nuestro  haber la titularidad  del  voto que es sin duda el arma mas poderosa de la democracia  y el resorte fundamental con el  que llegado el tiempo de las urnas  podemos  sacudir  nuestra indignación mediante su  apropiada utilización, no siendo de recibo por tanto manifestar el descontento hacia quien ostenta  la gobernabilidad, y llegada la hora de la verdad en vez de pasar  factura, seguir adjudicando el  voto a los capataces de ese hedor político que desprende el bipartidismo que conforman PP-PSOE, toda vez que con el solo hecho  de renunciar a sancionar las malas praxis  nos convertimos  en  cómplices de la situación.

Lo cierto es que la democracia declinante  en la que está sumido el país viene precedida de una larga historia cuya decadencia parte   de los orígenes  de la transición, que nacida con los mejores augurios mas que evolucionar hacia un régimen de libertades e igualdad,  pervirtió  su legitimidad primigenia hasta el extremo de abortar su finalidad, y ello,  mas que venir  motivado por el deficiente  diseño del cambio de regime ha de imputársele  a las audacias  partidistas de quienes  lejos  de  afrontar una  transformación profunda de la sociedad optaron por degradar mas la democracia, para garantizarse y repartirse  desde el bipartidismo  el poder institucional que le convierte en una seria amenaza para el sistema y en nula alternativa de solución, pues contra todo pronóstico  fueron los dos grandes partidos los promotores  de  desregular los mercados y de votar conjuntamente  los tratados que adjudicaban  definitivamente  plenos poderes  a la élite económica.

Circunstancia extrema  que  en los últimos tiempos, sumada a la entrada en escena  de la crisis económica,  la gran recesión e hilvanada a las políticas de ajustes y austeridad,   provocaron un  empeoramiento  de la  situación del país  que desembocó en una    crisis sistémica del régimen, haciendo ostensible  que tras la extorsión  de derechos y libertades de la mayoría social se enriquecía a manos llenas una elite  autocrática con plenas atribuciones ejecutivas, que avalada políticamente por el  PP y PSOE convirtieron  nuestra democracia en un referente residual  de  la soberanía popular por transgresión de los límites de lo políticamente  correcto. Complejidad que trajo consigo  la descapitalización del voto  ciudadano en su verdadera esencia, toda vez que  reducido al testimonialismo  plebiscitario  su condición de derecho fundamental ha perdido toda utilidad.

La democracia mas que evolucionar hacia un régimen de libertades e igualdad, pervirtió su legitimidad primigenia hasta el extremo de abortar su finalidad,

De ahí la imperiosa y urgente  necesidad de rescatar la autenticidad  democrática para así devolver la dignidad a la política  y evitar con ello que el país  haya de sumar a sus complejidades una mas que anunciada  crisis electoral,  siendo obligado en solución la  transformación radical del sistema en suplencia  del caduco modelo bipartidista que dependiente de los poderes económicos y lastrado por la corrupción ejerce de salvaguarda  de la despiadada  ideología neoliberal, pues toda  solución a la nefasta actitud de los dos grandes partidos pasa irremediablemente  por un retorno a la política con mayúsculas en detrimento del mercantilismo y donde el rescate de la ciudadanía tome cuerpo de preferencia  haciendo que la política de los hombres se imponga a la política de las cosas.

Es por eso  que de cara a los comicios del 20-D, los electores, previo a  emitir su voto deben tener presente  que fue ese mismo  bipartidismo, con sus  gobiernos de mayoría, los que obstruyeron toda posibilidad  de  acceso a cambiar las cosas  en ventaja  del interés general,   no importándoles que la legitimidad cosechada en las urnas se pierde cuando incumpliendo los compromisos  se opta por gobernar para las élites en contra de la ciudadanía. Total actitud de desprecio por parte de quienes alejados de todo código de conducta  no reparan en quebrantar sus compromisos sin importarles lo mas mínimo que los directos afectados por sus  indolencias se vean obligados a vivir  económica, política y socialmente al límite de sus posibilidades.

Esa inobservancia de las normas de conducta electoral convierte la deslealtad de la política del bipartidismo  en una  peligrosa arbitrariedad, que utilizando  reglas trucadas contrarias al marco constitucional perpetúan la  vigencia de una singular democracia de mercado en la que descaradamente  siempre está asegurado el triunfo de los potentados. Argumento suficiente  para declinar todo respaldo a su continuidad, bastando con recordar para mayor énfasis   que en los últimos años, el PP y PSOE se han entendido a la perfección  en cuestiones claves de los mercados financieros, al tiempo  de  hacer caso omiso de los derechos de la ciudadanía ; siendo por eso  que en la próxima jornada electoral resulte improcedente votar a quien nos engaña, debiendo hacerlo por  hombres y mujeres honestos y leales   que mantengan invariable  sus ganas de cambiar las cosas el día después de los comicios .

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
4882
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.