Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lavozdenicaragua escriba una noticia?

Vende Patria

21/07/2013 12:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imagePor Edmundo Jarquín - Ayer estuve atento al discurso de Daniel Ortega con motivo del 34 aniversario de la revolución sandinista, esperando anuncios importantes para el desarrollo de Nicaragua, y no hubo ninguno. Solamente encontré una transpiración retórica de viejos reproches y amargos resentimientos. Nada, absolutamente nada, que tenga que ver con el desarrollo del país y con políticas para salir de la pobreza.

En los preámbulos de la actividad de ayer en la Plaza la Fe, sobresalió que cuando se enumeró a los dirigentes de la revolución, solamente se pudo mencionar a uno de los miembros de la ex Dirección Nacional del FSLN, y a unos poquísimos dirigentes guerrilleros, pese a que la inmensa mayoría están vivos. Es decir, fue una celebración de la revolución, sin los revolucionarios.

Me llamó la atención que con motivo de anunciar un decreto sobre la demanda de pensión reducida de la Asociación Nacional de Adultos Mayores (UNAM), cuyos alcances están por establecerse para saber si la demanda de los "viejitos", como se les conoce, está siendo efectivamente satisfecha, Ortega arremetiera innecesariamente contra el gobierno de Violeta Chamorro, siendo que no se trataba, como en otra parte de su discurso, del tratado canalero Chamorro-Bryan al cual se había referido antes, y que, en todo caso, no guarda relación con el tema de los "viejitos".

Independientemente de que, como otros analistas más conocedores del tema han establecido, el Tratado Ortega-Jing, es más vendepatria que el Chamorro-Bryan, semejante extrapolación de Ortega, del tratado Chamorro-Bryan al tema de los "viejitos", solamente se puede explicar por uno de los hechos recientes del gobierno de Ortega que es tan vergonzoso como ambos tratados juntos.

El Chamorro que martiriza a Ortega

El Chamorro que martiriza a Ortega, para que se haya referido en su discurso a la "oligarquía Chamorro", no es Emiliano, el del Tratado Chamorro-Bryan, sino Luciana.

Luciana Chamorro, que estuvo entre los jóvenes que hace un mes fueron reprimidos y vejados física, moral y sicológicamente por las fuerzas paramilitares del orteguismo, con la complicidad de la Policía Nacional, envió a la Primera Comisionada, Aminta Granera, una estremecedora carta pública, después que la Comisionada no atendiera en privado sus reclamos.

La joven hace un relato desgarrador de lo que ocurrió, ofreciendo numerosas evidencias testimoniales y documentales de un acto de represión comparable a los peores momentos de nuestra historia y de las dictaduras latinoamericanas.

Después de describir lo ocurrido, Luciana se pregunta, "¿por qué le escribo Comisionada Granera?", y se contesta: "Por dos razones. La primera es preguntarle, ¿qué pasó con el actuar de la policía esa noche? Los oficiales vieron el robo masivo y la violencia contra de 52 chavalos y 35 ancianos y no hicieron nada. Yo personalmente recibí golpes de un oficial......La segunda pregunta es, ¿por qué la policía, y usted, como Primera Comisionada no se ha pronunciado ante este acto de terror?"

Casi al final la joven agrega: "Yo me enorgullecía de la Policía Nacional........Sin embargo, lo que viví el 22 de junio me convence que la policía que está a su mando únicamente se encuentra al servicio de una cúpula partidaria".

Y al filo de la reflexión anterior, agrega: "Miles de nicaragüenses, entre ellos mi abuelo Pedro Joaquín Chamorro, dieron su vida para que en nuestra Nicaragua no se volviera a vivir represión por ejercer el derecho ciudadano a la libre expresión y la manifestación".

Concluye Luciana: "Hay tiempo para que se reivindique la confianza que tantos hemos depositado en la policía. Yo espero que usted sea capaz de ponerse al frente de su institución y asumir la responsabilidad que tiene frente a los hechos del 22 de junio. Si usted no se cree capaz de esto, si la presión es demasiado grande, entonces es hora de presentar su renuncia moral".

Todos deberíamos leer la carta abierta que hemos comentado, y se verá que aquí está jugando con fuego, porque cuando los jóvenes se comienzan a rebelar, nadie para esa rebelión.

No jugar con fuego

"No jugar con fuego", es una admonición familiar para advertir que no hay que correr riesgos.

El tema viene a cuestión porque los Estados Unidos han negado al gobierno de Ortega el "waiver", o dispensa, de la transparencia en la gestión fiscal. Es decir, para el gobierno norteamericano los recursos públicos en Nicaragua no se están manejando con la suficiente transparencia como para saber si se utilizan eficiente y honestamente.

El tema no es menor, porque tiene que ver con el derecho democrático de los nicaragüenses a saber cómo se utiliza su dinero, porque el dinero del Estado es de los ciudadanos.

Desde otro ángulo, el tema es menor porque solamente tiene implicancias para la cooperación bilateral de los Estados Unidos, ciertamente muy pequeña porque el gobierno de Ortega la ahuyentó con sus desmanes antidemocráticos. Recuérdese que la multimillonaria cooperación de la Cuenta Reto del Milenio se suspendió a raíz del fraude en las elecciones municipales del 2008.

Que el tema sea menor desde el punto de vista de la modesta cooperación de los Estados Unidos, y que además el "waiver" de la transparencia no compromete la posición de su gobierno en los organismos financieros internacionales, ha conducido a reacciones tan arrogantes de altos funcionarios del gobierno de Ortega que corresponde trasladarles a ellos la advertencia de que "no hay que jugar con fuego".

Uno de ellos dijo que "la regla mundial es lo que dice el Fondo Monetario Internacional, y lo que (éste) dice es que Nicaragua es un país con grandes resultados desde el punto de vista de su economía y la transparencia". Y otro funcionario, más arrogante aún, menospreció el "waiver" de la transparencia diciendo "nosotros tampoco lo estamos pidiendo", y agregando que lo que les interesa es el "waiver" de la propiedad que sí obligaría al gobierno estadounidense, en caso de no concederse, a oponerse a los préstamos a Nicaragua en el Fondo Monetario, Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Ciertamente, ese extremo, que hayan dificultades con los préstamos de los organismos financieros internacionales, haría mucho daño a Nicaragua, y nadie con sentido de responsabilidad ante el país puede desearlo. Pero el primer obligado a actuar con responsabilidad es el gobierno. Y aquí cabe recordar que el año pasado, a raíz de las irregularidades en las elecciones generales de noviembre de 2011, el Comité de Relaciones Exteriores del Senado norteamericano emitió una declaración llamando al Departamento de Estado y al Departamento del Tesoro a adoptar medidas que estimulen el restablecimiento del orden constitucional democrático en Nicaragua.

Pues bien, el "waiver" de la transparencia depende, fundamentalmente, del Departamento de Estado. Y la posición del gobierno norteamericano en el Fondo Monetario, Banco Mundial y BID depende, principalmente, del Departamento del Tesoro. En cierto sentido hay, en función de sus intereses, dos Estados Unidos, el que habla por el Departamento de Estado y el que habla por el Departamento del Tesoro, pero no se debe arriesgar, jugando con fuego, por actuaciones antidemocráticas y declaraciones imprudentes como las mencionadas, a que los Estados Unidos en algún momento hablen con una sola voz, porque entonces sí habrían consecuencias que nadie quiere y el gobierno es el primer obligado a evitarlas.


Sobre esta noticia

Autor:
Lavozdenicaragua (111 noticias)
Fuente:
lavozdenicaragua.blogspot.com
Visitas:
312
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.