Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Sociedad escriba una noticia?

El tsunami abrió hace 10 años el camino a la paz en la provincia indonesia de Aceh

16/12/2014 06:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

El tsunami que devastó hace diez años la provincia indonesia de Aceh abrió el camino a la paz en esta región, marcada por 29 años de un mortífero conflicto armado entre separatistas y fuerzas gubernamentales.

Situada en el extremo norte de la isla de Sumatra, Aceh se encontraba en una paupérrima situación, con sus infraestructuras demolidas por años de combates armados y una población sumida en la desesperación, cuando se produjo la catástrofe natural el 26 de diciembre de 2004.

Los rebeldes del Movimiento por una Aceh Libre (GAM) luchaban desde su fundación, en 1976, por la independencia de esta provincia islamista, denunciando el reparto "injusto" de los importantes recursos naturales de la región por parte del gobierno.

En ese entonces, Aceh era rastrillada por el ejército indonesio y estaba incomunicada del resto del mundo mientras estuvo en activo lugar esta guerrilla, que provocó unos 15.000 muertos, en su mayoría civiles.

El tsunami, provocado por un terremoto de una magnitud de más de 9 grados en la escala de Richter, con epicentro en las profundidades del océano Índico, hizo que un gran silencio se abatiera sobre Aceh.

Las informaciones entonces hacían pensar que las regiones más afectadas por las olas gigantes se encontraban en Tailandia y Sri Lanka. Solamente al cabo de varios días se reveló la amplitud de los daños sufridos: casi 170.000 muertos en Indonesia, en particular en Aceh, que parecía un campo de batalla. En total, más de 220.000 personas murieron en los países del océano Índico.

La catástrofe provocó una importante movilización internacional y obligó a Indonesia a abrir a la ayuda humanitaria las puertas de Aceh, entonces cerradas a los extranjeros.

Otra consecuencia indirecta del maremoto fue que los rebeldes abandonaron su reivindicación de independencia total a cambio de una mayor autonomía.

"Está claro que el tsunami precipitó el proceso de paz", declara el analista Sidney Jones, añadiendo que "las posibilidades de un retorno al conflicto son muy, muy pocas".

El 15 de agosto de 2005 se firmó en Helsinki un acuerdo de paz entre el gobierno y el GAM, menos de ocho meses después del tsunami. Los combatientes del GAM depusieron las armas a continuación y Yakarta retiró sus tropas de Aceh, acordando una amnistía para los rebeldes y presos políticos.

Más sobre

- "Bendición disfrazada" -

image

Numerosos exresponsables del movimiento separatista decidieron regresar a Aceh, donde el GAM se convirtió en partido político y logró que uno de sus miembros fuera elegido gobernador.

Una década después del tsunami, Aceh se transformó, gracias a los miles de millones (...¿DE QUÉ DIVISA?....) de ayuda internacional. La capital de la provincia, Banda Aceh, se convirtió en una ciudad media muy agradable para vivir, donde las huellas de la catástrofe de 2004 apenas son visibles.

Numerosos habitantes de la región continúan aún en la pobreza, al igual que en el resto de Indonesia, donde el 40% de la población vive con menos de dos dólares diarios per cápita, pero los habitantes de Aceh parecen beneficiarse más del reparto de los recursos naturales ahora que antes.

Muchos exrebeldes se han implicado activamente en la vida política. El actual gobernador de Aceh, Zaini Abdulá, y su predecesor, Irwandi Yusuf, ambos elegidos por sufragio universal, ocupaban antes importantes puestos en el movimiento separatista.

"Durante el conflicto, no teníamos libertad y vivíamos en el terror", recuerda Ridwan, un habitante de Meulaboh, una de las comunas más devastadas por el tsunami. "Es horrible decir que el tsunami fue una bendición disfrazada, pero probablemente fue este el caso", confía a la AFP.

Sin embargo, los problemas subsisten. Los exrebeldes controlan el poder y son acusados por sus detractores de preocuparse más de sus intereses personales que por los de la población.

La violencia continúa, enfrentando a miembros de los partidos locales nacidos tras el acuerdo de paz, incluso hubo muertos en algunas riñas registradas antes de las elecciones legislativas de 2013.

Los observadores y ONG también denuncian la influencia en aumento de la ley de la 'charia' en Aceh, única provincia en la que la aplicación de la ley islámica es autorizada en el país del mundo con mayor cantidad de población musulmana.

Si bien los programas de reinserción han ayudado a muchos exrebeldes, algunos que no se han beneficiado de éstos se encuentran tan desesperados que quieren continuar su lucha contra el gobierno indonesio.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Sociedad (16575 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2732
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.