Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Publitecnociencia escriba una noticia?

Síndrome de Peter Pan parte de la pseudo-psicología [CIENCIA]

07/09/2011 17:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El síndrome de Peter Pan no es una psicopatología ni un problema conductual; tampoco , aclaró Ricardo Trujillo Correa , de la Facultad de Psicología , de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) tiene relevancia de tipo científico ni disciplinar .

Lo que sí hay, explicó, es una adolescentización de la sociedad , tanto como premisa ideológica en nuestras prácticas cotidianas como por prolongación de la transición de la niñez a la adultez , y desde otra perspectiva, como consecuencia de la falta de desarrollo y justicia social .

El término, aseveró el académico, es pseudo-psicología que no contiene una categoría nosológica ni una descripción fehaciente de un tipo de personalidad , sino algo que " existe en la opinión pública sólo como un concepto ".

Dan Kiley , en 1983 , publicó su libro El Síndrome de Peter Pan: el hombre que nunca crecía - The Peter Pan syndrome: men who have never grown up. Sin embargo, lejos de ser un trabajo de investigación serio , representó una suerte de autobiografía donde detallaba a una persona infantil , narcisista , que se niega a crecer y a asumir responsabilidades .

A raíz de esto, abundó, se hace moda en la conversación coloquial al identificar la llamada patología en personas famosas o cercanas para signarlas con un criterio de exclusión , burla o censura , incluso si la clasificación no contiene aún ningún sustento de investigación psicológica .

Después, y en consecuencia, se publicaría el síndrome de Wendy , que representa el complemento psicológico de Peter Pan al asumir una personalidad maternal y entregada a los otros . Posteriormente, el propio Kiley confiesa que se inspiró en su propia esposa para describir este nuevo personaje .

En todo caso, cuestionó, la verdadera pregunta sería por qué es popular identificar síntomas , síndromes , conductas anormales , a partir de metáforas pre-paradigmáticas . ¿ Se puede hablar de los síndromes de Winnie Pooh o de Napoleón ? ¿ Con qué preceptos epistemológicos y psicológicos se sustenta esta supuesta psicología ?

Más sobre

Si el debate consiste en analizar la premisa de evadir el " mundo de lo adulto ", agregó, es mejor considerar diversos ángulos y no verlo únicamente como un problema individual .

Por un lado, se ha encontrado que la transición hacia la adultez se ha alargado. En la sociedad occidental , dijo Trujillo Correa, han desaparecido los ritos de paso y la adolescencia puede prolongarse desde los 18 años hasta más allá de los 30 .

También, señaló, se tiene que considerar que los jóvenes están inmersos en un escenario que no les ofrece oportunidades de tener dominio sobre su propia vida , un buen trabajo, independencia del núcleo familiar, ninis o excluidos que rezan: " Si no tengo futuro , hay que vivir la vida como el último momento ".

Desde esa perspectiva, " la sociedad es el síndrome y no el joven ", porque hoy en día el ideal es vivir esta especie de experiencia adolescente en la temporalidad inmediata ; verse bien por dentro y fuera, mantenerse siempre activo, entretenido de forma perpetua, sin que la vejez te alcance. La fiesta permanente, añadió.

Ese es el rasgo de la sociedad posmoderna; adolescente y adulto sólo la asumen, sin percatarse, ya que está naturalizado, presente en los actos de la vida cotidiana, incluso en las costumbres más finas, mencionó el investigador.

Resulta mejor hablar de una comunidad que persigue el ideal de mantenerse en todo momento joven . Es la "que está ávida de información, busca el conocimiento que le permita evadir angustia, muerte, profundidad, contemplación". Por eso vivimos, ejemplificó, en una sociedad descafeinada, donde en el mercado encontramos productos desprovistos de su propiedad maligna: café sin cafeína, crema sin grasa, cerveza sin alcohol, sexo sin sexo (virtual), guerra sin bajas. Somos parte de un mundo que vive las cosas sin vivirlas, donde no hay eventos, únicamente simulación.

Es una colectividad que trabaja con tenacidad contra el tiempo: " Si se acelera la cotidianidad , ser dinámico se convierte en una virtud ". Es por eso, indicó, que la juventud " no está en la edad sino en la actitud , que las celebraciones no deben ser un día sino todos , que los objetos financieros son más temporalidad que espacio , y que con reloj controlamos en lo micro y lo macro su transcurrir ", concluyó.

¿Qué piensa Usted de este tema? Háganos saber sus comentarios.

Fuente|Gaceta UNAM.


Sobre esta noticia

Autor:
Publitecnociencia (73 noticias)
Fuente:
publitecnociencia.com
Visitas:
6326
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.