Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Sánchez empieza la precampaña poniendo la diplomacia al servicio de su brillo en la ONU

4
- +
18/09/2019 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

CLARA PINAR

  • Moncloa maniobra para adelantar su discurso ante la Asamblea General al turno privilegiado de los jefes de Estado.
  • En la Cumbre de Acción Climática habrá anuncios con efectos económicos que no podrá cumplir si no hay Presupuesto.
  • Durante cuatro días, Sánchez hablará de sanidad pública, educación, lucha contra el terrorismo o innovación
  • Moncloa ha logrado incluso una bilateral con el inaccesible presidente de Irán.

image

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, pondrá rumbo el domingo que viene a Nueva York, para participar en la Asamblea General de Naciones Unidas y actos colaterales, entre ellos, la destacada Cumbre sobre la Acción Climática. Justo al inicio de la precampaña para el 10-N en España, el presidente en funciones tendrá allí un papel destacado que le permitirán hablar de políticas que han sido prioritarias en su mandato, como sanidad, educación, jóvenes, transición ecológica o innovación. Todo gracias a los esfuerzos diplomáticos que ha desplegado Moncloa, que se ha apuntado el tanto de aupar a Sánchez a un lugar privilegiado para dar su discurso ante la ONU, a la que se dirigirá el día de la inauguración y entre jefes de Estado, cuando su lugar natural sería el tercer y último día, el jueves.

Cuando el martes queden convocadas oficialmente las elecciones del 10-N empezarán las restricciones de precampaña a los políticos, que no podrán financiar con dinero público, ni directa ni indirectamente, actos que supongan hacer gala de sus logros. En Nueva York, empezará la Asamblea General de la ONU, con un programa diseñado por Moncloa a lo largo de los últimos meses, cuando, aseguran, no sabían si iba a haber o no investidura. La convocatoria electoral da vía libre a Sánchez para poder acudir a Nueva York, donde, ya en campaña, hablará de políticas a las que ha dado especial importancia durante su Gobierno, en eventos en los que participará o presidirá y donde coincidirá con otros líderes políticos, presidentes de grandes compañías, también españolas, jóvenes y funcionarios internacionales, innovadores y medios de comunicación americanos. Hasta tendrá ocasión de promocionar la gastronomía española en una cita en un mercado neoyorkino con el chef José Andrés y los tres hermanos Roca.

Además, Moncloa ha perseguido y ha conseguido dos reuniones bilaterales entre Sánchez y dos líderes tan inaccesibles en estos momentos como el presidente de Egipto, Abdelfath Al-Sisi, y sobre todo, el de Irán. Se ha quedado en el tintero otro encuentro que perseguía el equipo de Sánchez, con el presidente ruso, Vladimir Putin, que finalmente no estará en Nueva York. También se reunirá con el presidente de Colombia, Iván Duque. Moncloa pone en valor que estos tres mandataris presiden países enclavados en crisis regionales. En el caso de Irán, Sánchez se dispone a tomar un primer contacto que alimente la posición española, le haga comprender la posición de Teherán y eventualmente con el paso de los tiempos pueda erigir a España como un mediador en la zona.

Sánchez viajará a Nueva York junto con sus ministros en funciones de Asuntos Exteriores, Josep Borrell; de Sanidad, María Luisa Carcedo, y de Transición Energética, Teresa Ribera. También le acompañará su esposa, Begoña Gómez, que tendrá agenda propia para los cónyuges de los intervinientes en la Asamblea de la ONU. Tendrá dos citas principales. La primera es la Cumbre sobre la Acción Climática, llamada a convertirse en una cita tan importante como lo fueron la Cumbre del Clima de Rio o de París, donde Sánchez trasladará que la emergencia climática no hace posible mantener el actual modelo productivo y de consumo. Ante la Asamblea de la ONU, planteará compromisos concretos, de España y a nivel multilateral, para resolver los problemas mediante tres palabras que serán su mantra: "urgencia, acción y multilateralismo".

Moncloa niega que haga precampaña

Fuentes de Moncloa aseguran que ninguna ley prohíbe al presidente en funciones dar un discurso ante la ONU y rechazan tajantemente que todos estos actos sean de precampaña. Para eso, afirman, podrían haber hecho actos en Madrid. Sin embargo, el presidente hará anuncios relacionados con la lucha contra el calentamiento global que comportarán compromisos económicos que el Gobierno no puede cumplir estando en funciones y hasta que no haya unos nuevos Presupuestos Generales del Estado.

En el Gobierno se ponen la venda antes de la herida y explican que no puede ser que por estar en funciones Sánchez no pueda acudir a citas internacionales tan importantes. Sin embargo, en esta ocasión, se ha puesto especial cuidado en que su papel luzca en la escena internacional.

Turno VIP en la ONU

Uno de los grandes logros es su salto a la zona más privilegiada de los discursos ante la Asamblea General. "Es muy excepcional, hablará el día de los grandes líderes", explican en Moncloa sobre una de las maniobras diplomáticas que beneficiarán la posición de Sánchez en Nueva York. Ocupará un lugar que habría ocupado Felipe VI en el caso de haber acudido él en representación de España.

La Asamblea General de la ONU es la ocasión anual en la que se suceden los discursos de los líderes de todos lo países -los que quieren acudir, porque, por ejemplo, este año el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no asistirá-. Abren la sesión el secretario general de la ONU, el presidente de la Asamblea y el presidente de Brasil, porque fue el primer país que se adhirió a Naciones Unidas. A partir de ahí los turnos de intervención entre quienes tienen derecho a subirse al atril se establecen según tres categorías. Primero hablan los jefes de Estado, ordenados según antigüedad; después, los jefes de Gobierno y, al final, los ministros de Exteriores que sustituyen a los anteriores, en ambos casos también por orden de antigüedad.

En condiciones normales, a Sánchez le habría tocado intervenir como jefe de Gobierno y, dado que lleva poco más de un año en el cargo, en una posición atrasada. Sin embargo, Moncloa ha conseguido que el presidente adelante su turno y que hable en la jornada reservada a los jefes de Estado. Fuentes diplomáticas aseguran que se ha logrado porque la ONU reconoce así el "compromiso" de cada líder con la organización y su misión, del que aseguran que no hay duda en el caso de Sánchez. Sin embargo, también ha sido necesario pedirlo y pelear un "upgrade" que este año solo han conseguido también los primeros ministros de Japón, Italia y Reino Unido. La luz verde definitiva la da el secretario general de Naciones Unidas, el socialista portugués António Guterres, que será una de las personalidades con las que se reunirá Sánchez en los márgenes de este evento.

Posición asentada

Lejos de ver mermada su posición por la situación política en España, Moncloa asegura que Sánchez llegará a Nueva York mucho más asentado que el año pasado, cuando era presidente desde hacía menos de cuatro meses. "Hace un año, la capacidad de liderazgo era otra, había que probar", dicen en el Gobierno, que descartan que la situación de interinidad en la que seguirá el Gobierno hasta por lo menos principios del año que viene por la repetición electoral haya restado peso a Sánchez ante Naciones Unidas. Al contrario y muy en línea con el mensaje de campaña del PSOE, consideran que las victorias del PSOE el 28-a y el 26-M han hecho que haya pasado el test.

Este es el motivo que explica, aseguran, que este año Sánchez no solo participe en diversos foros y actividades paralelas a la Asamblea General, sino que vaya a presidirlos. Será uno de los "oradores principales", junto con el presidente de Costa Rica, el primer ministro de Dinamarca y el gobernador de California en el Climate Week Hub, un foro político y económico que el año pasado tuvo 600 participantes para discutir sobre acciones sobre el clima.

Dentro de la Cumbre de Acción Climática, Sánchez presidirá junto con el presidente de Perú una coalición sobre temas de salud, transición justa y género y una de las mesas de discusión y allí los diplomáticos aún están cerrando un encuentro entre el presidente y tres jóvenes españoles activistas por el clima. Presidirá también una reunión de alto nivel sobre política sanitaria universal y copresidirá junto a la primera ministra de Bangladesh uno de los foros en los que se dividirá otro evento sobre la Agenda 2030.

Como miembro de la campaña de "nuevo liderazgo en favor de la lucha contra el abuso sexual y explotaciones", Sánchez también grabará un vídeomensaje desde Nueva York y participará en un diálogo de líderes sobre las narrativas del terrorismo e islamismo violento.

Entre los actos con los que cerrará su viaje a Nueva York, Sánchez y la primera ministra de Nueva Zelanda han sido invitados por la Fundación Gates como oradores en una cita sobre la lucha contra la desigualdad y clausurará un foro económico América Latina-Estados Unidos-España.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (41875 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
6
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.