Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

La romántica historia del dios que amó a su criatura perdida

09/04/2020 06:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El trazo fino dejaba al descubierto que quien escribía había sido educado entre príncipes. Tenía el juicio acostumbrado a la excelencia y el relato de la creación había sido entre los lujos de un Edén de palacios

Un Dios con pruebas y acertijos que ponía a su criatura entre la encrucijada del placer y la obediencia ciega. En el Paraíso se debate el destino de toda una humanidad completa. Un Dios que se enoja con su criatura cual obediente a sus instintos le da la espalda a la creencia, demostrando que era mucho más tangible su existencia que los impulsos que dominaban su alma en un mundo espiritual que aún no conocía.

El desaire a su creador lo condenó al destierro. Al rústico mundo del castigo. Donde su vida se desenvolvería entre el enojo y la desaprobación de su creador que lo llevaría por un camino de distanciamiento cada vez más pronunciado.

La regla era una sola, religión o muerte. Como un poderoso Faraón que tiene una sola consigna, o besas el cetro o mueres.

La historia del hombre se debate en el destierro absoluto, el castigo y un perdón débil como una llama que va apagándose lentamente mientras más avanza la vida humana en las rocas de tanta desaprobación.

Los caminos fueron duros, la criatura se transforma en un rebelde empedernido cual fiera depredadora de toda una creación desbastada que predecía el dominio del hombre que iba enderezando su postura ante la inclemencia del castigo.

Pues hace de su tormento un mundo donde él reina, al punto de traerlo a Dios y condenarlo. La cabeza del creador cede ante su criatura en el lugar donde se debate el poder, él no es dios en el reino del hombre.

Pues vida por vida es la única salida, y dios cede. Desde el tormento su voz recorre el mundo en un gemido que deja al paraíso congelado. Y su criatura llega otra vez al punto de partida, donde una encrucijada es todo su destino. 

Carlos Polleé

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (760 noticias)
Visitas:
6108
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.