Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Rebelión cívica

20/05/2016 10:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desde el progresismo político, la reacción ante las fuerzas inmovilistas que por acción u omisión forzaron la repetición de los comicios, ha de consistir, en lograr de la ciudadanía el vuelco electoral que posibilite su transformación en alternativa de gobierno

Decía  el historiador  Karlheinz Deschner  que  en cabezas huecas se puede tocar bien el tambor,   y que cuanto más huecas sean, mayor resultará el  efecto de su repercusión; una  apreciación que dicho sea de paso   resume la   fábula de nuestra transición  donde el redoble  del tamborileo  fue utilizado como método de percusión para meter  en las ociosas cabezas de una  despolitizada  sociedad  una realidad que nunca existió, para así,   hacerles retronar  en su imaginación   el pretendido carácter modélico de la tan altiva  reforma política.

Una realidad  que por  falsa,  los hechos  se encargaron de destapar demostrando  que aquello que teóricamente  culminó  en el 78   no pasó de ser la consumación   de un bipartidismo oligárquico,   cuyo único logro fue   prorrogar  el  uso del poder en favor  de los integrantes de la alternancia política al tiempo  de salvaguardar  los intereses de la élite financiera. Frente a la  creciente devaluación que representó  el conjunto de la masa social, que en situación opuesta, no le quedó otro papel  que apencar con las consecuencias que le reportaba el derecho de  votar cada cuatro años, con la frustración  de saber  de antemano, que indistintamente a su elección  en las urnas cosecharía  idénticos resultados;  siendo por eso que  a esta situación política  podrá adjudicársele cualquier catalogación,   pero en modo alguno  sería de  recibo  llamarla democracia. 

Habiendo de explicarse por tanto en adecuación a justos términos.  que la apócrifa transición española  que se intenta vender como efectiva  no fue mas que un artificio pactado, una operación de diseño, cuya puesta en práctica  mantuvo  en todo  momento la hegemonía de las clases sociales dominantes, las clases altas y medias burguesas, sobre las clases populares dominadas, correlación que por si misma fue  determinante del objetivo   de la finalidad  conseguida  que no fue otra   que  evitar la quiebra de la legitimidad del régimen.

No consumándose por tanto  transformación alguna  hacia la “democracia”, sino la implantación  de cambios cosméticos determinantes del modelo de capitalismo a seguir.

Nos jugamos demasiado para incurrir en la repetición de errores, debiendo ser el nuevo escenario electoral una oportunidad para la enmienda

Hablando por si solo, el fiasco producido por la precaria situación  de una democracia cuestionada en si misma,  no solo por el  formato de su esencia, sino también por la naturaleza   de sus condiciones  características,  donde los dogmas neoliberales se hicieron dueños de la situación al tiempo que  las desigualdades aumentaron y la crisis política, económica y social  agudizó la situación, hasta el extremo  de anular tanto la incoherencia   discursiva de la derecha representada  por el PP, como igualmente la paradoja   expositiva de los socialistas del PSOE. Que por coincidente afinidad en sus términos, ubicó a ambos como responsables directos de la difícil situación que atraviesa el país,  y por tanto, en su condición  de  referentes del  fracaso, en desaconsejable situación para  protagonizar políticamente  el cambio que reclama la situación y la  gran mayoría de la sociedad española, siendo  por ello, lo aconsejable  que el mismo sea liderado  por políticos de otro percal.

Habiendo de añadir a lo ya  expuesto, que como consecuencia  de  la negativa repercusión que produjo la continuidad en el tiempo  de   varias décadas de malas artes y fullería política, el salto atrás por  la repercusión causada,  menguó el valor  de las  condiciones  democráticas,   hasta límites  de situarla  a niveles de ínfima  calidad, motivado en gran medida,   por la preferencia  otorgada indebidamente  por los ciudadanos a ofertas electorales  de impostura e inaccesible cumplimiento. en  el contexto poco aleccionador de la   autorizada permisividad   otorgada  a estas organizaciones políticas en el todo vale como sistema para la captación de rentabilidad  electoral. Tolerancia que por inadecuada,  además de mermar la  salud del sistema, fue uno de los principales factores de la degradación  bipartidista y la principal causas  del   actual  estado de perversidad  política.

Nos jugamos demasiado para incurrir en la repetición de errores, debiendo ser   el nuevo escenario electoral  una oportunidad para la enmienda, asumiendo responsablemente  que  lo que nos depara el bipartidismo del PP - PSOE y el C´s en comandita,  es la   reproducción de mas  de lo mismo, es decir, mayor depreciación democrática, rebaja a mínimos  del marco de libertades y pérdida extrema de derechos sociales, siendo obligado por ello  reaccionar en consecuencia    para impedir  que de nuevo en un remate de faena se  salgan con la suya. Sabiendo de partida  que por mas mensajes  disuasorios que emitan  en clave electoral, lo que se cuece en realidad  es  la conformación de un gobierno de concentración nacional a tres bandas, con el objetivo puesto en satisfacer a pie juntillas las exigencias  de la Troika  en su ofensiva  de mas “reformas” que  no siendo la solución a  nada si  intensificarán el sufrimiento de la ciudadanía.

Siendo por eso ineludible, tomar  sentido  de la oportunidad  que brinda el nuevo proceso electoral para marcarse  como meta el poder cambiar las cosas. Asumiendo que  solo alcanzando el  poder se dispondrá de  las condiciones apropiadas  para afrontar de forma efectiva los  cambios que  la  situación requiere y que el país precisa, para de este  modo poder llevar a término aquella  transición que nunca se dio.


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
6649
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.