Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lavozdenicaragua escriba una noticia?

El poder como negocio - Por Fabio Gadea Mantilla

02/05/2013 04:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Por Fabio Gadea Mantilla - Querida Nicaragua: En algunos países de América históricamente nos ha caído una plaga de pésimos gobernantes. Gentes en busca de fortunas sin haber trabajado nunca. Algunos de ellos dicen haber obtenido títulos académicos en famosas universidades, pero, para gobernar un país y tratar de que el pueblo tenga trabajo, tranquilidad y paz, no se requieren necesariamente títulos universitarios. Sentido común y sentimientos patriotas no son asignaturas en ninguna universidad.

Fidel Castro estudió con los jesuitas. Supuestamente tuvo una formación cristiana. Pasó por colegios jesuitas, pero los jesuitas no pasaron por él. Siempre fue revoltoso. Su vocación era mandar en Cuba, ser dueño de todo, acabar con ricos y pobres imponiendo el terror. Fusiló públicamente a quien quiso y el pueblo quedó atemorizado para siempre. Fidel hizo el gran negocio. Era comunista y se vendió como demócrata enmontañado en la Sierra Maestra. Cuando entró a la Habana era dueño y señor de la isla. Más que revolucionario es un mercader de la política.

El difunto expresidente Chávez dejó un país en caos. Venezuela está hoy empobrecida y llena de odios. Es la herencia de otro que decidió apoderarse del país. Se enroló en el Ejército, intentó un golpe militar, estuvo dos años en la cárcel buscando popularidad y más tarde, gozando de la amnistía decretada por la idiotez democrática del presidente Caldera, fundó un partido nuevo que lo llevó al poder. En su campaña prometió y juró ser demócrata y hasta declaró "que si a los dos años resultaba ser un fiasco", él mismo renunciaría. Pura mentira. Se aferró al poder durante catorce años. Se hizo millonario junto con todos sus parientes y repartió a manos llenas las riquezas venezolanas a cambio de apoyo político, soñando convertirse en el nuevo Bolívar del continente con su socialismo del siglo XXI. Otro gran negocio. Tomo el poder me adueño del país y me convierto en millonario.

Esos son los negociantes que hemos tenido y que parecen estar de moda.

Aquí ha ocurrido igual cosa. Un Somoza García pobretón asesina a un hombre rebelde y patriota llamado Sandino. Gran negocio. Se gana la presidencia de Nicaragua y se convierte en dictador y dinasta. Se apodera de la Loma de Tiscapa, la que convierte en vivienda para su familia y comienza a ser dueño de montones de empresas y gobierna prácticamente 22 años hasta que cae fulminado por las balas de Rigoberto López Pérez. Ahí terminó su negocio, pero dejó dos hijos que continuarían en el poder. Luis y Anastasio Somoza Debayle. Heredaron el poder y tuvieron grandes negocios sin haber trabajado.

Luego en el 79 nos vino otro guerrillero que asesinó a un esbirro somocista, hizo algunos asaltos, estuvo siete años en prisión y fue liberado mediante el asalto a la casa de Chema Castillo. El 19 de julio de 1979 entraba triunfante en la plaza con sus compañeros. Otro brillante negocio, hacer una supuesta revolución y hacerse millonario. Presidente amañado en el 84, y ahora va para diez años y piensa seguir hasta el final. Manda en todos los poderes del Estado. Don Daniel ha hecho un gran negocio. Sus maestros han sido Fidel y Chávez. Buen provecho.


Sobre esta noticia

Autor:
Lavozdenicaragua (111 noticias)
Fuente:
lavozdenicaragua.blogspot.com
Visitas:
208
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.