Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lavozdenicaragua escriba una noticia?

Pláticas de paz

05/06/2013 02:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imagePor Fabio Gadea Mantilla - Querida Nicaragua: No soy analista político, pero el sentido común, que es el menos común de los sentidos, me indica casi siempre el camino adecuado.

Cuando se habla de pláticas de paz entre terroristas y demócratas, pienso que es peligrosísimo negociar con los primeros. Este tipo de gentes negocian cuando les conviene y no tienen moral para cumplir sus compromisos. Por esto supongo que las llamadas FARC, Fuerzas Armadas de Colombia, con cincuenta años de existencia secuestrando, arrasando pueblos, chantajeando a familias enteras, tomando prisioneros a personeros del Gobierno y del Ejército colombiano, inclusive secuestrando a personalidades internacionales absolutamente inocentes, traficando con drogas en todo el continente, es decir, delincuentes internacionales multimillonarios que manejan más dinero que el que tienen los presupuestos de sus países, están hoy más fuertes que nunca. Y pienso que, con todo respeto, el presidente de Colombia, don Juan Manuel Santos, está pecando de ingenuo o está buscando un Premio Nobel de la Paz.

En el mundo hay suficientes experiencias como para conocer lo que son los comunistas o terroristas que son sinónimos, todos zorros del mismo piñal.

En Nicaragua en los años ochenta la prepotencia del orteguismo era enorme. "Elecciones para qué, si ya el pueblo votó el 19 julio a través de su vanguardia el Frente Sandinista de Liberación Nacional", declaraba Humberto Ortega. Estas palabras están escritas y grabadas. El orteguismo se sentía fuerte y tenía el apoyo del mundo.

Luego la Contra empezó a darles problemas. El país se hundía, la economía por el suelo, el servicio militar significaba angustia permanente de las familias, había escasez de todo.

Al final de los ochenta la Contra les tenía tomadas varias zonas del país, incluida la carretera a El Rama. La situación no era fácil. El orteguismo estaba débil cuando surgió el plan Arias para una paz firme y duradera. La primera reunión fue en Sapoá. El orteguismo no esperó un segundo llamado. Inmediatamente corrió a dialogar con la Contra a pesar de que Tomás Borge había declarado que primero se caerían las estrellas del cielo antes de hablar con la Contra. Esta vez los prepotentes acudieron rápidamente al diálogo para salvarse de la derrota que sufrirían frente a la Contra. Salieron ganando. Lograron prebendas, piñatas y gobernar desde abajo y luego tomar el poder de nuevo.

En el caso de Colombia y las FARC, si el presidente Santos concede, por ejemplo, una amnistía general a estos terroristas y les abre una hendija que les permita formar su partido político, Colombia habrá caído irremisiblemente en las redes de los narcotraficantes. No hay manera de que las FARC, convertidas en partido político, no ganen una elección. Tienen los millones para repartir viviendas, televisores, pequeños negocios, préstamos, juguetes en Navidad, motocicletas, bicicletas, lo mismo que han regalado Chávez y sus discípulos para conseguir votos hasta lograr, por interés, la simpatía de la gente, que al final cae ingenuamente votando por aquellos que regalan cosas. Es el estilo de Pablo Escobar Gaviria y de tantos otros magnates de la droga a quienes los pueblos han rodeado y han considerado como sus héroes.

Ojalá que este comentario esté equivocado. Lo deseo de todo corazón.


Sobre esta noticia

Autor:
Lavozdenicaragua (111 noticias)
Fuente:
lavozdenicaragua.blogspot.com
Visitas:
212
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.