×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

SuarezsamiraMiembro desde: 13/06/18

Suarezsamira
67
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    0
  • Publicadas
    1
  • Puntos
    50
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
13/06/2018

La nueva coalición entre la CDU/CSU y el SPD puede desintegrarse, lo que tendrá graves consecuencias no solo para Alemania, sino para toda la Unión Europea

Los círculos dirigentes de Alemania tardaron casi seis meses en formar una coalición y impedir el caos incipiente. Durante todo este tiempo, el país fue gobernado por un gobierno transitorio, hasta que las fuerzas políticas lograron llegar a un acuerdo de coalición. La mayoría de los expertos creen que la nueva coalición entre la Unión Democrática Cristiana, la Unión Social Cristiana y el Partido Socialdemócrata de Alemania es más "un matrimonio concertado" que un instrumento de gestión eficaz. De hecho, muchas contradicciones, reproches mutuos y desconfianza aparecieron dentro de la coalición en el momento de firma del acuerdo. A pesar de todas las concesiones hechas por Angela Merkel y Martin Shulz, la desconfianza mutua entre la CDU/CSU y el SPD no solo sigue existiendo, sino que puede resultar en una confrontación política, capaz de destruir todo lo logrado.

La CDU, con el apoyo de la CSU, quiere atraer a sus filas al actual ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, miembro del SPD, Heiko Maas, lo que puede golpear las posiciones de los socialdemócratas en el nuevo Gobierno.

Es evidente que el otorgamiento de la condición de miembro al representante del SPD que ocupa el cargo tan importante tendrá graves consecuencias para todo el sistema político de Alemania que se caracteriza por la inestabilidad. Los socialdemócratas pueden percibir esta iniciativa como la violación del acuerdo de coalición, lo que romperá el delicado equilibrio basado en la falta de voluntad de las partes para celebrar las elecciones anticipadas.

Está claro que tales decisiones deben ser aprobadas por Merkel, y cabe preguntarse ¿es posible que señora Merkel, quien después de tantas dificultades ha logrado formar la coalición, ahora desee destruirla para tomar el control del Ministerio de Exteriores? Sin duda, es uno de los ministerios más importantes, pero en caso de derrumbe de la coalición, el Gobierno tendrá que dimitir, y Alemania, uno de los países más grandes y la locomotora económica de la Unión Europea, entrará en una profunda crisis política. Además, los euroscepticos que son cada vez más populares obtendrán la oportunidad para tomar revancha, lo que acarreará graves consecuencias no sólo para Alemania, sino para toda la UE.

Cabe esperar que el sentido común prevalecerá sobre las ambiciones, y las partes lograrán limar asperezas y evitar la destrucción del frágil sistema de administración pública. Sin embargo, posiblemente, los socialdemócratas ya están elaborando medidas de respuesta, y muy pronto sabremos cuál será esta respuesta.

Este usuario no tiene más noticias