×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    244.456
  • Publicadas
    132
  • Puntos
    0
Veces compartidas
1
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 3d

La defensa en equipo sólida y sistemática no es generalmente la primera cosa que viene a la mente cuando consideramos lo que nos entusiasma de ver baloncesto

No tiende a producir jugadas vistas en los mejores momento o levantarte de tu asiento. La mayoría del tiempo es trabajo sutil, estructurado y repetitivo que el foco de uno pasa por alto con el paso del tiempo. Pero los Milwaukee Bucks tienen una manera de realizar su danza defensivo rutinaria apasionante de ver. Y quiero verla de nuevo.

Quiero ver de nuevo a sus duros, largos y físicos defensas aplicar presión en el perímetro, escurrirse a través de las pantallas y canalizar a los poseedores del balón contrarios hacia la incertidumbre de esperar brazos en la pintura; la manera en la que olas de ayuda adicionales llegan causando impacto, primero desde las alas y después desde las esquinas, para detener pases al roll man, interrumpir penetraciones o proporcionar refuerzos de último momento para el interior que cae en el aro.

Quiero ver de nuevo la compostura y organización con la que ayudan y recuperan, bajando en el medio y saliendo instantáneamente a los tiradores cuando o si la bola se escapa; la sincronía con la que sus defensas cierran arriba a los tiradores para prevenirlos de liberarse para triples abiertos saliendo de pases mano en mano o pin-downs, mientras sus interiores se posicionan simultáneamente para cortar posibles puertas atrás. Tiene algo de sinfónico.

La defensa de los Bucks ha sido posiblemente la más grande en la NBA este año. Les ha llevado al mejor récord de la liga y les ha catapultado al mismo nivel de los mejores equipos de temporada regular de siempre, con un promedio de margen de victoria que les coloca quintos de todos los tiempos. El abismo entre su eficiencia defensiva, que lidera la liga, y la de los Raptors, segundos clasificados, es equivalente al espacio entre la marca de Toronto y la de los Nets, octavos clasificados. Respecto al promedio de la liga, Milwaukee presume del tercer mejor ratio defensivo en la historia, sólo detrás de los Spurs de la 2003-04 y de los Celtics de la 2007-08.

Su fórmula es hermosa en su sencillez. Los Bucks son hiperdisciplinados y utilizan su envergadura y velocidad para defender sin hacer falta. Ceden muy poco en transición, ayudados por el hecho de que su pívot pasa la mayoría de las posesiones ofensivas varios metros detrás de la línea de tres puntos y rara vez queda atrapado detrás de la jugada. En el centro de la pista, más que conceder cambios en el perímetro, mantienen sus cuerpos más grandes a tiro de piedra del aro, forzando a sus oponentes a lanzar en suspensión y negando cualquier segunda oportunidad.

Por segundo año seguido, están limpiando su propio tablero al ritmo más alto de la liga. Y por segundo año seguido, están permitiendo tanto la proporción más baja de disparos en contra desde el área restringida como el porcentaje de tiros de campo más bajo en tales disparos. Sus tres defensores interiores más prominentes - Giannis Antetokounmpo, Robin Lopez y Brook Lopez - son primero, tercero y cuarto en la liga en porcentaje de tiros de campo defensivo en el aro.

El término “liga de imitación” se ve bastante, pero los esquemas por sí solos son menos de la mitad de la batalla

Permitir montones de triples, cosa que los Bucks hacen como consecuencia de su enfoque orientado a la defensa interior, pareció una vez antitético a los principios defensivos de eficiencia. Pero son tan buenos bloqueando la pintura que lo que pase fuera de ella casi no importa. Saben que no pueden defender todo, así que no lo intentan. No dejan que la perfección sea el enemigo de lo increíblemente bueno.

Eso no quita que no sean una amenaza en el perímetro también. Eric Bledsoe, Khris Middleton, Donte DiVincenzo, George Hill y Wesley Matthews imponen todos su voluntad en el punto de ataque, invitando a los contrarios a retar a uno de los gemelos Lopez en el aro mientras persiguen y borran espacio desde detrás. Una vez pones un pie más allá del umbral como jugador ofensivo contrario, la puerta delantera se cierra de golpe detrás de ti y te enfrentas a una puerta trasera que no se mueve. De repente estás encerrado en una casa de los horrores, con un monstruo llamado Giannis haciendo estragos y preparado para tragarte entero.

Da la sensación, hasta cierto punto, de que los Bucks han pirateado la defensa de la NBA de la misma manera en la que lo hicieron aquellos Celtics liderados por Kevin Garnett en la segunda parte de los años 2000 congelando el pick-and-roll e inundando el lado fuerte de la pista antes de que el resto de la liga se diera cuenta. Como aquellos equipos de los Celtics, los Bucks han creado una sinergia ideal de personal y esquema que tanto les ha colocado por encima de la media como ha hecho su proyecto irrepetible. Como aquellas defensas de los Celtics, su magia es desbloqueada por un unicornio de 2.11 metros muy talentoso.

Quiero ver de nuevo a ese unicornio provocar estragos en defensa, ya sea como ayudante en la línea de fondo, todoterreno en el perímetro o controlador en el mano a mano. Quiero ver de nuevo la simbiosis entre la fluida velocidad de Antetokounmpo y la verticalidad imposible de escalar de los gemelos Lopez.

El término “liga de imitación” se ve bastante, pero los esquemas por sí solos son menos de la mitad de la batalla. Otros equipos han adoptado el enfoque de Milwaukee de apostarlo todo a la protección del aro - a costa incluso de permitir una gran cantidad de triples - y algunos, como Raptors y Celtics, han tenido un éxito considerable haciéndolo. Pero es una cosa tener cosas de los Bucks y otra muy distinta defender como ellos. Es algo parecido a cómo otros equipos intentaron empequeñecerse en un esfuerzo para replicar el modelo de Golden State, ignorando el hecho de que era el grupo de jugadores completamente único de los Warriors lo que les permitió perfeccionar el small ball. Esperar el mismo resultado es normalmente un receta para la decepción.

Mike Budenholzer, head coach, fue criticado la pasada temporada por falta de flexibilidad de esquema en los playoffs, pero fue el ataque de los Bucks, no su defensa, lo que finalmente les falló en las finales de conferencia. Todavía existen razones para pensar que pueden ser neutralizados en ese extremo de la bola de una manera en la que otros aspirantes no pueden serlo, pero su defensa es incluso mejor este año y podría muy bien ser lo suficientemente buena para llevarles al campeonato.

Los Bucks son hiperdisciplinados y utilizan su envergadura y velocidad para defender sin hacer falta

Se acabó la espera para descubrir si eso será así.

~@FerranOnSports~

Más antiguas de Marc Ferran

El aluvión de puntos de Irving en los últimos minutos ayuda a Celtics a superar a Heat (29/10)

Kyrie Irving ha hecho muchas cosas en Miami: relajación, trabajo en la offseason e incluso ha filmado anuncios televisivos en la ciudad de Florida. ¿Algo que no haya hecho allí? Ganar 29/10/2017

Los 39 de LeBron lideran a Cavs a la victoria, en la prórroga, ante Clippers

LeBron James conoce la historia que sobrevuela ahora mismo la NBA y que cuenta que Cleveland puede ser destronado en el Este 19/11/2017

Ellington y Dragic lideran al ataque de Heat a pasar por encima de Wolves

Miami había visto su temprano liderato escaparse en Minnesota tras un casi perfecto inicio lanzando el balón 26/11/2017

Curry cojeó tras la victoria de Warriors ante Pelicans (5/12)

Stephen Curry estaba de buen humor, pero un poco molesto consigo mismo mientras se ponía de pie con la ayuda de unas muletas en el vestuario de Golden State 10/12/2017

Mostrando: 16-20 de 75