Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Palos de ciego

01/03/2013 18:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La política económica de este país no puede seguir sosteniéndose en la persistencia de una mezcla inadecuada de sus sectores productivos,

Por más que voces acreditadas advirtiesen con la anticipación debida del inconveniente que representaba basar las medidas de reactivación económica en un formato de austeridad a ultranzas sin acompañamiento de políticas de crecimiento, el gobierno del PP, tomó partida por la irreflexión desoyendo la opinión de fuentes expertas, y a través de un pucherazo poselectoral decidió hacer justamente lo contrario de lo que había comprometido con sus votantes, apostando por embarcarse en la temeridad sin sopesar las consecuencias inducidas.

Para mayor concreción, se ha de decir que los miembros del grupo político conservador una vez consolidados como Ejecutivo, omitieron el mandato de las urnas optando por someterse unilateralmente al dictado de la a troika, para acatar como correctas las medidas y reformas económicas impuestas por los miembros de ese club, (BCE, FMI y la CE); cuya contrapartida a su adscripción, al parecer haría obrar el milagro de sanear nuestras cuentas e impulsar el ritmo del crecimiento.

Craso error, pues el correr del tiempo puso de manifiesto que aquella anexión, mas que aportar las presumibles ventajas hizo que cayésemos en una espiral de recesión ; extremo que no solo causó la suspensión en nuestra recuperación económica sino que para mayor contrariedad vino a delatar que estábamos avanzando marcha atrás.

En esta dirección, es fácil percibir el fracaso de las políticas fundadas en ese formato de austeridad en solitario, como también deducir que con su aplicación se dificultó la estabilidad y el crecimiento económico; limitación que desencadenó una inactividad extensiva, cuyos síntomas característicos fueron la destrucción encadenada del tejido productivo y por expansión el incremento desproporcionado del desempleo hasta alcanzar límites inusitados.

Factores que Además del daño repercutido a los directos afectados, desde el estricto plano económico, la evolución de su impacto, impidió mantener la estabilidad necesaria para garantizar la generación de ingresos públicos con los que afrontar la reducción del déficit o la minoración del grueso de la deuda pública.

Resultó un error aplicar por formato la austeridad a ultranzas sin acompañamiento de políticas de crecimiento,

Representando esta complejidad una reafirmación añadida para sentenciar que las políticas de austeridad que se vienen aplicando con la justificación de mejorar las finanzas públicas, por su notorio carácter improductivo, ejercen la función opuesta a los pronósticos que patrocina el Ejecutivo, pues como queda visto sin la impulsión de alternativas de crecimiento la deuda es impagable y su incremento toma formato exponencial, aspectos que de no remediarse obstaculizarán aún mas el acceso a la reactivación.

Pues bien, ahora consumado el fracaso, cuando el grado de deterioro se hace insoportable, cuando las peores perspectivas desbordan el pesimismo de las previsiones estadísticas y la conflictividad se adueña de las calles. En esa situación extrema, con mas empeño si cave, debemos seguir exigiendo que quienes con sus actuaciones nos llevaron a la crisis, sean los obligados a sacarnos de ella; pero obviamente, manteniendo la premisa que para tal finalidad es condición "sine qua non" renunciar a la continuidad de lo actuado, para centrar las acciones en un cambio de mentalidad, en el buen sentido de habilitar las bases apropiadas para el establecimiento de una economía social y sostenible, previo diagnóstico de la actual estructura productiva.

Europa  PressLa política económica de este país no puede seguir sosteniéndose en la persistencia de una mezcla inadecuada de sus sectores productivos, como tampoco, podemos dar continuidad a un modelo de futuro sustentado en recurrentes dinámicas con la improvisación como factor dominante, o sortear los obstáculos funcionales dando palos de ciego. La situación exige soluciones apropiadas y en esa trayectoria hemos de dirigir nuestro objetivo, que pasa inexcusablemente por la creación de un Plan operativo de desarrollo económico, estructurado en la economía productiva, la potenciación industrial y la innovación tecnológica. Debiendo contener por eficacia, una programación de temporalidad del desarrollo de lo planificado, como así mismo, la dotación presupuestaria adecuada para llevar a buen término su contenido estratégico.

Esta Ha de ser la hoja de ruta apropiada, cuya eficacia debiera contar con el consenso vinculante de los agentes sociales y el necesario refrendo político del Parlamento. Esta alternativa es una herramienta esencial para iniciar el camino al futuro de forma ordenada, con paso firme y decidido; la vía opuesta es darle continuidad al entreguismo dejando la economía del Estado, a expensas de la decisión unilateral de los mercados financieros. En esa tesitura cada quien ha de tomar posición a sabiendas que en política los riesgos son una opción y las consecuencias la repuesta debida.


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
9495
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.