Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Arvy escriba una noticia?

Los niños del basurero

11/04/2010 08:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los niños del basurero

Eulogio un niño del basurero dice: “yo vengo aquí a trabajar porque le tengo que ayudar a mi papa, a darle reales a mi hermano, para que coman”.

Él es de los centenares de menores que permanecen ahí. Managua, Nicaragua, una capital que persigue nivelarse al crecimiento de otras. Pero en su perfil es apenas visible, una realidad que escapa al progreso.Ramón es un recogedor de basura, “aquí se han visto pleitos que personas se matan por una simple latita de aluminio”.La Chureca es el vertedero municipal de la ciudad en el argot nicaragüense significa traste viejo, situado en el noroeste de Managua. 173 familias viven alrededor del basurero, 1500 personas vienen a trabajar, si se le puede llamar así, más de 600 son niños.Marcio Jiménez es un niño del basurero, “rebuscar aluminio, botella de lo que salga, plástico..."algunos son enviados por sus padres, otros vienen por iniciativa propia, compiten con adultos para encontrar y re-vender materiales reciclables.¿Cuanto dinero sacas en un día? Por lo menos 30, 50 lo que haga”, el equivalente de dos a tres dólares, máximo por una jornada de 10 a 12 horas diarias.Iván Taylor dice: “desde las 9:00 de la mañana las personas están excavando la basura en la Chureca, un lugar donde se encuentran hombres, mujeres, niños, inclusive animales. Para quienes han estado viniendo aquí como un trabajo lo han hecho durante más de 30 años”. “Lo que se persigue es que retiren a los niños del basurero” dice la doctora que condujo un estudio revelador en noviembre pasado.De los menores que acuden al basurero -El 88% tiene problemas respiratorios. -Un 62% sufre de parásitos y un 42% tiene problemas en la piel.Se encontró que son niños desnutridos, con retrasos en el crecimiento, retraso en su desarrollo intelectual.Marcio Jiménez es un ejemplo: no aparenta sus 13 años de vida, llegó hasta el tercer grado y no pudo continuar estudiando.¿En estos momentos que es lo que mas te gustaría tener o hacer? “A mi me gustaría ya no estar en este lugar, pero lo hago porque ya no tenemos reales”.Otro niño del basurero dice: “horrible es aquí en estos tiempos de lluvia se pone todo lodoso, hasta mueren varias gente...”En Latinoamérica, no es inusual que niños y adultos vivan en basureros, pero la diferencia es que aquí unos 600 niños están expuestos a desechos de hospitales, sangre, residuos humanos, quirúrgicos y cosas peores.Ramón Arístides Rojas, un recogedor de basura dice: “¿quien dice que no puede salir alguien envenenado? Ya se envenenaron tres niños allá”.Esos niños eran los hijos de Basilia Rodríguez: “taban regalando pues, unos regalos y unos caramelos con unos...”.Sucedió el pasado mes de diciembre “al regreso ellos dijeron a comer los tres...", de camino a casa, los niños echaron las golosinas en un recipiente que se encontraron, sin saber que había sido utilizado para veneno.“El primer niño mayor ya venia con el mareo, ya venia con vómito”. Nos cuenta que el mayor de los niños tenía seis años y el menor tres. “Como a los diez minutos me llevan al otro, el de 4 años, como a los diez minutos me llevan al otro, al más chiquito”.En el rostro de Basilia Rodríguez está marcada una vida de vicisitudes y sólo tiene 32 años. Su consuelo es que aun le quedan 4 hijos. El día que la entrevistamos nos dijo que se iba de su vivienda puesto que teme por los que le quedan. Su deseo es irse del lugar, una zona rodeada por los charcos nauseabundos de las aguas estancadas: es el paisaje en el que viven los niños del basurero“Y esto tiene que terminarse pero para eso tiene que comenzar desde arriba...”. Pero la basura y lo que gira en torno a ella son un problema municipal y no del gobierno central. Entonces, fuimos a ver al recién electo alcalde: Dionisio Marenco quien dijo: “es un problema grande, pero para mi no es el peor problema, La Chureca es una prioridad enorme porque es el final del sistema de limpieza de la ciudad”.“Vimos mujeres, hombres y niños viviendo allí, como se puede romper este ciclo?”El alcalde responde: “bueno, la ciudad como ciudad podría hacer algunos esfuerzos, pero este es el problema de la pobreza del país”...Pero esa no es la respuesta que desea escuchar Marcio Jiménez, quien se ha hecho adulto antes de tiempo, “siempre le preguntan a los niños, que te gustaría ser cuando seas grande... yo desearía ser policía, para agarrar a todos esos moclines que violan a las niñas”.Es el espejo de lo que algunos han visto y otros son victimas.De acuerdo a un estudio han ocurrido en La Chureca violaciones de niñas y niños menores de 15 años.Sandra Domínguez, una niña del basurero dice: “me gusta venir porque no quiero estar en la casa”, la niña de 12 años prefiere acompañar a sus padres que la soledad en su casa, en los alrededores del basurero.¿Por qué no querés estar en la casa? “No me gusta”. ¿Te da miedo estar en la casa...?No dio más explicaciones y siguió su camino.Monseñor Amado Peña de la Fundación Pastoral Penitenciaria dice: “a esos niños tienen que darles una vida de niños, una vida alegre, no la que pueden tener en este basural”.Monseñor Amado Peña ha iniciado un proyecto monumental, “la pobreza se quita cambiando un ambiente, haciendo conciencia de una forma de vida”.El padre Amado abrió este comedor y centro educacional donde los niños del basurero aprenden a leer y a escribir. Además, reciben un almuerzo gratis y caliente. Está ubicado fuera del vertedero porque su objetivo es sacarlos de la Chureca.“Este trabajo no fue fácil. No era convencer a los niños, era convencer a los papás...”Y hay papás como Ramón Arístides Rojas que se establecieron en la Chureca en los años setentas qien dice: “esto es un gancho que se utiliza para rascar en la basura”, sus herramientas las han hecho con sus propias manos, “muchas veces andamos detrás de los camiones o estamos escarbando allí, pero siempre encontramos un material que vender”.En esta lucha por la supervivencia los acompañan las vacas y las aves de rapiña, “en la cocina de uno de los hogares en la Chureca las medida de higiene son casi inexistentes”.El piso es de tierra, almacenan chatarra y plástico que luego se revende. En una sola habitación duermen cinco o más adultos y niños. Para muchos como él, sus opciones, son limitadas:Le preguntamos a Marcio, ¿estás es la escuela? “No, porque no tengo 'pa comprar uniforme”. ¿Te gustaría ir a la escuela? y él gesticula de forma afirmativa.Jackie Hernández-Toraño de la Fundación americano-nicaragüense dice: “los niños en la Chureca necesitan de todo, necesitan ropa, necesitan útiles escolares, necesitan comida”.Un comedor fue posible con fondos de la Fundación americano-nicaragüense del sur de la Florida. Ayudan a monseñor Peña en su cruzada por sacar a los niños de la Chureca. Es el inicio de una posible solución. En dos años el basurero será trasladado a otro lugar.¿Acabará eso con el temor de las niñas? ¿Y que pasará entonces con los tantos Marcio Jiménez que a tan corta edad la vida los ha hecho adultos?Para ayudar alos niños del basurero de la Chureca puede vistar en Internet


Sobre esta noticia

Autor:
Arvy (1 noticias)
Visitas:
853
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.