Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Agusto escriba una noticia?

Los carreteros de Asunción

18/02/2012 15:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mientras el mundo se tecnifica cada día más y más, en las calles de Asunción (Paraguay), como una apuesta por la ecología y un regalo a los oídos, los carreteros siguen circulando por sus calles, al ritmo de los cascos de sus caballos

Puede parecer una estampa anticuada, pero es ciertamente ecológica y el día a día de esto trabajadores de la calle hace de Asunción una ciudad menos contaminada por el humo y por el ruido de los automóviles.

Los carreteros, hacen su trabajo diario, repartiendo todos tipo de materiales y mercancías por las calles de la capital de Paraguay, dándole una vida especial a la ciudad, con el ritmo de los cascos, acompasado por el trotar de los corceles, y el sonido del látigo al viento, anunciando su presencia.

No ronrronean, relinchan, no emiten gases, transmiten el característico olor de los caballos, que recuerda a la marihuana, mientras nos emboban al verlos pasar en medio de autobuses, automóviles y gentío indiferente.

A la capital de Paraguay se la conoce como la madre de todas las ciudades de América

Asunción, sigue conservando la esencia de una ciudad que enamora a sus habitantes y embelesa a sus visitantes, conserva su aire colonial, entre campesino y cosmopolita a punto de despertar del letargo pero sin quererlo.

Duerme el tren de la historia en su estación de toda la vida, detenida en el tiempo, como no queriendo dejar de ser niña, para seguir siendo la de siempre, la que enamora, la que divierte, la madre de todas las ciudades, que se conserva joven, tal como siempre, como si los años no pasaran por ella, bella, elegante, y siempre sonriente.

Mientras tanto las carretas vienen y van desde el palacio de los López hasta Bernardino Caballero... sin humo, sin traqueteo, al sonar de los cascabeles, al trotar del corcel.


Sobre esta noticia

Autor:
Agusto (115 noticias)
Visitas:
7466
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.