Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

La muy noble Europa

14/09/2012 19:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si el Ejecutivo tomase conciencia o consideración de la situación, lejos de ubicarse en las antípodas de los legítimos intereses del país, hubiera apostado por alternativas de crecimiento genuino

Quien fuera premio Nobel de economía en 1974, el prestigioso catedrático sueco Gunnar Myrdal, mantenía por opinión, que detrás de cada problema económico existía un problema político, y pasado un cuarto de siglo de su fallecimiento, aquella apreciación toma fuerza de actualidad en razón al dominio expansivo de la política neoliberal, al modelo económico que después de ocasionar la actual crisis como consecuencia de anteponer las rentas del capital sobre las rentas del trabajo, ahora, tras su fallida funcionalidad, contra toda disciplina, el gobierno del Estado insiste en rehabilitar con la puesta en práctica de su teoría exclusivista a favor de la austeridad.

Planteamiento absurdo, por cuanto, resulta de todo punto inadecuado imponer como meta la recuperación del modelo que nos ha llevado a la crisis y nos mantiene en ella. La solución ha de ser otra, y pasa irremediablemente por un cambio en el pensamiento económico de aplicación, por la puesta en práctica de una solución alternativa que sustraiga toda hegemonía a la imperante doctrina del capital financiero, pues contrariamente a las tesis neoliberales la única manera de eliminar el déficit es a base del crecimiento económico cuyo estímulo es tan importante como controlar la inflación.

En un país como el nuestro, donde el interés por satisfacer la deuda domina el panorama político mientras se relega al ostracismo aspectos de relevancia social inquietante como resulta ser el desempleo, merece total reproche que a pesar de la gravedad de su escalofriante índice, la clase política, siga enarbolando la bandera del neoliberalismo, sin que por parte del Ejecutivo, ni desde el foro parlamentario, se tome iniciativa alguna sobre tan serio problema, en el sentido de instar la estructuración a nivel europeo de un pacto social, económico - laboral, que ponga urgente corrección a lo insostenible de una situación que de no ponerle remedio, mas cierto que probable, provocará la desaparición de la UE y del propio euro.

Si la implementación de esta iniciativa de carácter estratégico para los intereses de España, tropieza con la resistencia de la UE, en ese momento, nuestro país ha de tener decidido el abandono del euro para cambiar su rumbo y afrontar soluciones en solitario. Supuesto contrario, de prorrogar la continuidad de la situación actual, es mas que evidente que el futuro del país tomaría el improcedente derrotero de la recesión permanente, de la crisis interminable, donde el estancamiento económico vendría flanqueado por un incremento del desempleo todavía más desorbitado.

Para que los ciudadanos tomen razón de la realidad es obligado explicarles la verdad

Pero un asunto es lo procedente y cosa distinta la realidad política, resultando que en el caso presente los hechos inducen a interpretar que la situación mantendrá la actual tendencia, toda vez que al Gobierno de Rajoy no le resulta significativo y para nada preocupante que nos encontremos a la cabeza en la UE en cuanto a nivel de desempleo, que de los 15 millones de parados de la eurozona, tengamos en nuestro haber mas de un tercio del total, es decir, que hayamos superado los 5 millones, con un índice de equivalencia del 24%, cuantía que se eleva al 50% cuando se trata de evaluar el mercado de los jóvenes demandantes.

Si el Ejecutivo tomase conciencia o consideración de la situación, lejos de ubicarse en las antípodas de los legítimos intereses del país, hubiera apostado por alternativas de crecimiento genuino, dejando de poner envolturas a la realidad mientras prodiga mensajes subliminales al solo objeto de maquillar sus nefastas políticas de recortes, que contra toda afirmación, nada tienen que ver con la publicitada recuperación de la economía española, que si con la garantía de pago a la banca europea, y especialmente a la alemana.

Para que los ciudadanos tomen razón de la realidad es obligado explicarles la verdad, decirles, que tras esa coartada en aplicar las políticas de recortes como justificación para recuperar la confianza de los mercados, se oculta otra realidad totalmente distinta, una extorsión con etiqueta de tolerancia del gobierno español, en donde las autoridades políticas europeas conjuntamente con la cúpula del BCE, se posicionan a favor de los bancos de la zona euro afectados por los prestamos fallidos que especulativamente habían invertido en la burbuja inmobiliaria española, derivando ahora responsabilidades a la banca receptora, y a fin de garantizar su recobro, exigiendo igualmente el papel del Estado como avalista que responda ante una hipotética insolvencia .

Por eso siendo degradantes los resultados de sus políticas, mucho mas alarmante es el manifiesto gregarismo de un Presidente, que con sus hechos demuestra ser un referente testimonial sin determinación ejecutiva, un personaje que reniega del mandato otorgado por la ciudadanía, para alternativamente convertirse en escribiente al dictado de los intereses foráneos. Especialmente del gobierno conservador alemán, autor material de las políticas de austeridad de nuestro país, al solo objeto de asegurar que se le pague la deuda e intereses a la banca germánica.

Mal que nos pese, esta que no otra, es la tan insigne y noble Europa.


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
11864
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.