Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mi Compañero escriba una noticia?

Insomnio: como combatirlo.

10/10/2013 14:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En artículos anteriores hemos hablado acerca de lo terrible que puede ser el insomnio, con su consecuente privación de sueño , si este se convierte en un trastorno crónico. Muchas personas tienen problemas para conciliar el sueño . Recordando que el dormir es una conducta, puede que algunas costumbres al momento de ir a la cama estén afectando nuestra capacidad de contactar el mundo de Morfeo En Insomnio: como combatirlo , veremos que situaciones aúnan a un buen dormir y que podemos hacer para conciliar el sueño de forma definitiva y así combatir el insomnio .

Se hace necesario recordar las consecuencias de no dormir de forma adecuada, para hacer hincapié en la importancia de combatir el insomnio :

  • Depresión
  • Dificultades de concentración
  • Somnolencia diurna
  • Cansancio constante
  • Accidentes de tráfico y laborales
  • Irritabilidad
  • Dificultades de memorización
  • Desorientación existencial
  • Aumento en los niveles de estrés
  • Debilita el sistema inmunológico
  • Descontrola el apetito

Ante tal cantidad de consecuencias nocivas, es poco imaginable que muchas veces el insomnio nos lo causamos nosotros mismos con costumbres poco favorables para el sueño . La realidad es que muy pocas veces el insomnio se debe por un trastorno congénito como el Insomnio Familiar Fatal, donde el insomnio es causado por una mutación genética. Estos casos son extremadamente raros.

La mayor parte de las veces el insomnio se debe más bien a alguna conducta que no favorece la conciliación del sueño :

  • Las condiciones físicas del espacio en el que se descansa no son las adecuadas. Dormir con luces encendidas, televisores encendidos, radios con volumen alto, acostarse en camas en mal estado, entre otras cosas pueden afectar negativamente la conciliación del sueño .
  • Hábitos irregulares del sueño , así como cambios frecuentes de horarios a la hora de irse a dormir o de levantarse.
  • Malos hábitos alimenticios (cenas copiosas, irse a la cama con hambre).
  • Consumo de sustancias excitantes del sistema nervioso (té, café, alcohol, bebidas con cola, tabaco y drogas varias).

Algunas veces pueden ser malestares concomitantes los que no permitan conseguir el inicio del sueño :

  • El dolor originado por intervenciones quirúrgicas.
  • El dolor originado por patologías que conllevan síntomas que originan dolor, empeorando la situación si el dolor es crónico
  • Efectos secundarios de los medicamentos
  • Trastorno de estrés post-traumático
  • Congestión nasal
  • Estados de ansiedad excesiva.

En el primer apartado, la simple modificación de algunas de estas conductas o de todas ellas, pueden conllevar una mejoría notable al momento de iniciar y/o mantener el sueño . En cuanto al segundo apartado, el insomnio proviene como un síntoma de una patología física o mental mayor, en cuyo caso se debe tratar esta última (con medicación o psicoterapia), para poder eliminar el insomnio .

Algunas personas utilizan fármacos para propiciar el sueño en un intento de combatir el insomnio . Sin embargo se ha comprobado que esta práctica puede ser nociva por dos razones. La primera es por la alta dependencia que puede crearse ante estos fármacos, al punto de no poder conciliar el sueño de forma natural, solo se consigue mediante la ingesta de estos medicamentos. La segunda razón es que se ha comprobado que dichos fármacos no permiten que el ciclo normal del sueño se presente, lo que hace que el cerebro no descanse como debiera.

Lo mejor es intentar combatir el insomnio con métodos menos agresivos para el sistema nervioso. En este caso saber inducirse a un estado de relajación que aúne al inicio del sueño puede ser la mejor opción.

Una técnica muy interesante es la técnica de respiración 4*4*4. Esta técnica requiere que evites la ingesta de productos que eviten el sueño y que hemos mencionado en las causas del insomnio en este artículo.

También requiere que tengas en mente un enunciado que este en afirmación positiva y nunca en forma negativa. Es decir, omitir el uso de la palabra no o cualquier enunciado de negación.

Técnica de respiración 4*4*4

Inicia acostado boca arriba en tu cama. Este ejercicio se basa en tu capacidad para respirar. Por lo tanto, primero verifica si estás respirando correctamente. Coloca las manos en tu abdomen e inhala profundamente. Ahora exhala y observa qué pasó con tu abdomen. Al inhalar, debió expandirse y al exhalar, retraerse. Ésta es la forma correcta de respirar. Practica si es necesario, varias veces hasta que lo logres y te sientas cómodo.

  1. Respira un par de veces y detecta cómo está tu cuerpo. Ve soltando los músculos que sientas más tensos. Respira de nuevo y siente cómo el oxígeno te va relajando para llevarte a un sueño profundo
  2. Respira en cuatro tiempos, cuenta mentalmente 1, 2, 3, 4; si se te dificulta sostener cuatro tiempos, empieza con tres, sostenla y lentamente exhala en cuatro tiempos. Otra vez, inhala en cuatro tiempos, sostén en cuatro tiempos y exhala en cuatro tiempos. Con esto empiezas a relajarte y se va acallando tu actividad mental.
  3. Una vez más, respira en cuatro tiempos y piensa en una frase como "enseguida me quedo dormido plácidamente", "duermo profundamente" o "es fácil dormir y descansar". Escoge la frase que más te guste o elabora la tuya. Sólo cuida que esté formulada en presente simple, positivo y afirmativo.
  4. Respira en cuatro tiempos pensando en tu frase, sosteniendo cuatro tiempos, exhalando en cuatro tiempos. Respira y piensa en tu frase, sostén cuatro tiempos, exhala en cuatro tiempos.
  5. Si necesitas un poco más de relajación, repite lo que acabas de hacer y además de decir la frase en tu mente, visualízate a punto de dormir. Te ves totalmente relajado, tranquilo y cayendo en un profundo sueño . La secuencia sería: respiras en cuatro tiempos, repites tu frase, sostienes cuatro tiempos, te visualizas cayendo en un sueño profundo y sueltas en cuatro tiempos. Repítelo una vez más.
  6. Ponte cómodo, en la posición en que te gusta dormir, y prepárate para tener dulces sueños mientras sigues pensando en tu frase. Poco a poco caerás en un sueño profundo.

Conclusión:

En Insomnio: como combatirlo hemos visto que ambiente debemos evitar para combatir el insomnio , así como algunos consejos y técnicas para evitar que el insomnio se presente y podamos iniciar y/o mantener el sueño . Y recuerda que en micompanero.com estamos para escucharte y ayudarte a la luz de la psicología.

{loadposition firma_rdiaz}


Sobre esta noticia

Autor:
Mi Compañero (50 noticias)
Fuente:
micompanero.com
Visitas:
169
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.