Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

En Hong Kong, vecinos de zonas rurales se baten por salvar sus hogares

21/03/2017 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

La sencilla choza de Ko Oi-sum, en una aldea en los confines de Hong Kong, está rodeada de unos árboles que su madre plantó en otro tiempo y cuyas hojas dan un té muy beneficioso para la salud. Pero ahora, todo podría ser arrasado.

Las grúas amenazan esta localidad rural de casas modestas al noroeste de Hong Kong, a sus calles estrechas donde los gatos y los perros yerran en libertad.

El Gobierno de la isla, antigua colonia británica que en 1997 pasó a formar parte de China, avisó a sus habitantes de que podrían ser desahuciados en 2018 como muy tarde.

¿El objetivo? Crear 4.000 viviendas sociales.

La terrible falta de viviendas con alquileres asequibles en los barrios urbanos de Hong Kong, donde el precio del metro cuadrado es exorbitante, ha llevado al Gobierno a querer edificar en las zonas menos pobladas.

Pues, si bien a la isla se la conoce por sus rascacielos modernos, también cuenta con una jungla, parques y pueblos.

Los detractores del proyecto acusan al ejecutivo de la isla de favorecer a los promotores privados y a las poderosas élites rurales en detrimento del interés público.

El Gobierno, por su parte, considera que la reubicación es "inevitable" y argumenta que compensará con una vivienda o con dinero a las personas que cumplan con ciertos criterios.

image

Para la madre de Ko, el aviso de expulsión fue un shock, según su hija. Un mes después de recibirlo, padeció un infarto cerebral, falleciendo un año más tarde. "Mi madre no estaba emocionalmente preparada. No quería vivir en una vivienda social o un rascacielos. Su corazón estaba aquí", asegura.

- El sistema de los 'kuk' -

Wang Chau, donde vive Ko, se constituye de tres pueblos que albergan un centenar de hogares, así como luciérnagas y especies endémicas de ranas.

Los habitantes aseguran que no han sido consultados sobre el proyecto de viviendas sociales. Algunos han vivido toda su vida allí, desde que sus padres llegaran de China continental en los años 1950.

Aunque la gran mayoría construyeron sus casas ellos mismos, arriendan el terreno a propietarios privados y alegan que la indemnización prevista por el Gobierno acabará en los bolsillos, sobre todo, de estos últimos.

"Mis raíces están aquí", dice una aldeana que se presenta como Miss Lam. Su padre excavó el pozo que hay delante de su casa.

image

Los vecinos de Wang Chau se consideran víctimas de las autoridades y de las potencias locales. Por todas partes se encuentran carteles de protesta contra los desahucios y la corrupción.

Más sobre

En Hong Kong, las zonas rurales están dominadas por redes de políticos y de empresarios locales conocidos como 'kuk', cuyos miembros tienen representación en el Consejo legislativo y participan en la elección del jefe del ejecutivo.

En un principio, el proyecto Wang Chau concernía un aparcamiento y un hangar perteneciente a un empresario del petróleo. Pero en la actualidad las grúas solo apuntan hacia los pueblos y la prensa imputa estos cambios a las presiones del 'kuk'.

El Gobierno recalca que necesita más tiempo para estudiar los espacios que se han quedado al margen y que, según los opositores al proyecto inmobiliario, habrían permitido la creación de 13.000 viviendas adicionales.

- 'Como si fuéramos basura' -

Para el diputado ecologista Eddie Chu, la política inmobiliaria del Gobierno está dictada por los "intereses particulares y ciertas organizaciones".

Chu obtuvo más votos que el resto de diputados en las legislativas de 2016 haciendo campaña sobre el desarrollo inmobiliario en zonas rurales.

image

El diputado insinúa que existen relaciones entre el Gobierno, los promotores, las élites rurales y las tríadas, la mafia local.

Llorando, los habitantes de Wang Chau han suplicado a los diputados que salven su casa.

"El Gobierno negocia en la sombra con los líderes rurales y rechaza escuchar a la gente que vive allí, ¡nos barren como si fuéramos basura!", lanzó Lo Kuen en el Parlamento en noviembre.

Wang Chau no es el único pueblo en el punto de mira. Otro programa inmobiliario en Ma Shi Po, en el noreste, prevé la construcción, entre otros, de viviendas de lujo, afectando a 6.000 habitantes, lo que dio lugar a manifestaciones.

"¿A dónde podemos ir si el Gobierno utiliza el campo y las tierras agrícolas para el desarrollo inmobiliario?", se pregunta Becky Au, de 31 años, agricultora en Ma Shi Po.

Patrick Cheang, de 29 años, residente en Wang Chau y militante antiproyecto, se niega a rendirse. Mientras que los candidatos prometen viviendas antes de las elecciones del domingo del nuevo jefe de Gobierno, los habitantes piensan manifestarse de nuevo para no perder el suyo.

"No tenemos muchas esperanzas, pero no queremos tirar la toalla", afirma.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
3109
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.