Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Hágase su voluntad

25/12/2015 13:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Contrastando los resultados electorales con la calamitosa situación que vive el país, sería una irresponsabilidad política de las formaciones alternantes, permitir la continuidad del PP al frente del Gobierno,

Si cierto es  que los resultados electorales  del 20 D depararon un ascenso significativo de las fuerzas progresistas del país, también resulta evidente  que fueron las  mismas urnas las  que dejaron vivo y coleando  a los valedores del neoliberalismo a pesar de su condición promotora en la  generación de la crisis, del desigual reparto de la misma y de su incapacidad  en el establecimiento de vías de solución. Es por eso que todo balance electoral desde la izquierda, a tenor de los resultados, mas que ejercicios de autocomplacencia exige   diagnosticar contradicciones a efectos  de  despejar la incógnita y localizar el motivo por el que   una  gran parte de los directos perjudicados por la situación, en vez de proceder acorde a los hechos se inclinaron por revalidar con su voto a los histriones  del neoliberalismo.  

Solo poniendo luz a esa contradicción  se logrará afrontar el desafío de confrontar el neoliberalismo con otras alternativas posibles, para establecer así una forma  de lucha coordinada capaz  de echar abajo su actual  hegemonía, pues lo crucial para su decaimiento pasa por interrumpir su conducto ideológico como método  de reprobación a  la nula sustentabilidad  de sus medidas de  austeridad, que al  no ser  solución de nada, en modo alguno  funcionarán como resorte de impulsión del necesario  crecimiento económico.  De ahí que en  adecuada  interpretación, el neoliberalismo, por  su  incapacidad  de respuesta ha de ser entendido    como el principal obstáculo para poner remedio la  crisis, y por tanto, nula confianza debe otorgársele a quien políticamente  ejerce  función  en defensa  de  su vigencia  y continuidad.

Es por eso que desde una óptica de izquierdas, en este tiempo post - electoral donde los pactos se antojan  determinantes para la conformación de gobierno, todo  exponente  de neoliberalismo debe ser  impedimento  para  facilitar  la gobernabilidad; pues en  modo alguno se debe abrir acceso al poder a quien en detrimento del Estado de Derecho  y escamoteo democrático sostenga el rol jugado hasta ahora  por las fuerzas del mercado, como tampoco, a quien siga otorgando patente de corso  a actividades alineadas con los circuitos del poder corporativo y financiero. 

Ha  de ser así, porque  la democracia no puede seguir siendo un  territorio hostil para el ciudadano, y  de no cambiar las cosas  lo seguirá siendo  en tanto  se mantenga el protagonismo  de una utopía loca que como el neoliberalismo es indicativo de  una  dirección  pero no de un destino, sobre todo cuando la clase política ejerce su  empuje contra el Estado y a favor del el oscuro poder de los grupos de influencia.

Por el bien del país se ha de evitar por todos los medios que el PP vuelva a hacerse con el Gobierno, emprendiendo alternativamente una legislatura de progreso

A pesar de sus  constantes  intentos de readaptación, ese neoliberalismo que  nunca se completa como proyecto, no dejó de ser la caricatura de un modelo global cuyo arrastre acumula un histórico de  tres décadas de fracasos, apócrifamente superados  por el  respaldo  prestado  por el segmento mas decadente de la clase política, que posicionada   a favor de su continuidad se  opuso  a cualquier  cambio de rumbo y a toda  solución alternativa  por sostenible que resultara. Tal fue así que llevados por su tendencia   no pusieron reparo  alguno en instalar la  versión mas reaccionaria del neoliberalismo    en la propia Constitución  cuya puesta en práctica  oficializó la liquidación del Estado del bienestar, y con ello la entrada en escena de recortes sociales de todo tipo, y cancha abierta  a las políticas  de austeridad conducentes  a más recesión y más paro, es decir, la antítesis de las necesidades  reales  del país.

No siendo de extrañar tal actitud en la derecha neoliberal representada por el PP, al poner de manifiesto con su proceder   que su única patria es el dinero y que sus amores cotizan en el IBEX 35, y si algo falta por evidenciar  basta con visualizar para quien gobiernan. De ahí que a la vista de los resultados del  20-D y desde un postulado  progresista, no exista el  mínimo argumento ni la mas remota  razón a   facilitar  con el resultado alcanzado en las  urnas   que la formación  conservadora  pudiera afrontar   la conformación de gobierno;  pues a la vista  de los hechos y desde una posición vanguardista la recomendación  es justo la   contraria, y pasa, no solo  por consumar la separación de poderes sino y muy especialmente por desalojar del Ejecutivo a quien como es el caso haya hecho dejación  de sus funciones  por conveniencia de intereses.

Por el bien  del país  se ha de evitar por todos los medios  que el PP vuelva a hacerse con el Gobierno, emprendiendo alternativamente una   legislatura de progreso, y esa aspiración   debe convertirse en hecho   porque la situación así lo demanda y porque contra el absurdo de la lista mas votada  se debe anteponer   la  legitimidad  democrática que  otorga  la voluntad de la mayoría electoral.  Un acuerdo de concurrencia que por  efectividad, su consenso debe pivotar  en torno a la reforma constitucional limitativa del  déficit, dejando  sin efecto el cambio del artículo 135 como punto  de partida que facilite darle un vuelco a la situación, máxime cuando fueron los electores en mayoría quien lo   ordenaron y es la democracia  quien obliga  acatar su voluntad.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
5868
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.