Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Empleo, un objetivo quimérico

31/08/2013 06:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Estado actual, mas que el conjunto de una sociedad política y jurídicamente organizada capaz de imponer la autoridad de la ley, es un monopolio en manos de los mercados financieros

A poco que pasen los días y el estío vaya  llegando a su fin, también el barómetro estadístico se verá afectado   por  el cambio estacional, y  el descenso  del mercurio no solo influirá  en la térmica ambiental, sino también  en el desempleo, cuya alteración  revelará  que aquella alardeada   reactivación de meses atrás, lejos  de suponer un cambio de tendencia en el mercado laboral  como indebidamente apuntaba  el Gobierno, la realidad es que tal espejismo se debía única y  exclusivamente  al  ‘efecto verano’,   es decir, al influjo de arrastre ocasionado por la  temporalidad turística y las campañas agrícolas  de marcada estacionalidad.

De ahí que ahora, cuando a  la estadística hemos de  cepillarle el polvo  de la  contaminación  política   es obligado poner  límite a la distorsión, pues al mostrarse  la evidencia, los hechos   indican   que  aquella hipotética  generación de empleo fue tan  solo una fábula del PP,   un abultado de provisionalidad en la marcha imparable  de  la  destrucción del tejido productivo, y lo que es mas grave,   una muestra incontestable conforme la economía española en su actual tesitura  será  incapaz  de crear empleo neto en términos  desestacionalizados.

A  pesar del negativo impacto de  resultados  y que las previsiones no auguran cambios en positivo, lejos de asumir  que por la vía  de recortes  y ajustes  es imposible  ganarle el pulso al desempleo, el presidente  Rajoy, inmune al negativismo  de   las cifras  y presa  de   un optimismo enfermizo,  opta por darle la espalda a la realidad  manteniendo  continuidad con el contrasentido, por medio  de otra inútil reforma laboral y el acompañamiento de  una inservible ley de emprendedores.

Parches ineficaces, como resulta  de   todo marco legislativo que en materia laboral no traiga por escolta  la  garantía  de  financiación necesaria a  los directos agentes de empleo, es decir, de las miles  de pymes, autónomos  y emprendedores; de tal modo, que  mas  que tener que debatirse en una interminable  prórroga de subsistencia, puedan cumplir establemente su verdadero papel como  auténticos dinamizadores  de la economía  y creadores de  riqueza y empleo.

Para mayor abundamiento  hemos  de  constatar que la actual ausencia  de crédito amenaza  con profundizar  el calado  de la crisis en razón a un mayor debilitamiento  del tejido productivo,   cuyo 99% de su estructura,   está agrupado en micropymes y pequeñas y medianas empresas  que por la cerrazón bancaria a prestar dinero,   sumado a los problemas  de precariedad financiera que la situación proyecta,   acentúan  el clima de deterioro, situación  que de no remediarse de inmediato  aventura el incremento  de la destrucción de las actividades empresariales,   y por consiguiente, el ascenso  de los índices de desempleo.

Una sinrazón injustificable, desde el punto y hora que esto sucede una vez producida la capitalización de la banca española con inyección de ayudas públicas por más de 40.000 millones de euros

Una  sinrazón injustificable, desde el punto y hora que esto sucede  una vez producida la capitalización de la banca española con inyección de  ayudas públicas por más de 40.000 millones de euros, y que en teoría  haría  que fluyera el crédito y que la maquinaria de la actividad productiva  volviese a ponerse en marcha.

La falta de interrelación efectiva  entre el rescate bancario y la financiación empresarial,   pone de manifiesto  que a ojos  del  neoliberalismo imperante que rige los destinos del país, la economía real,   mas que un objetivo preferente tiende a cumplir una función  accesoria,   dada su relegación a un  segundo plano  en ventaja  de la economía especulativa como factor dominante.

Toda una maniobra de cortedad  que desenmascara   la falsedad del dogma neoliberal que plantea  el rechazo  de  la intervención del Estado  en la economía, por cuanto, la evidencia pone de manifiesto  que el Estado actual,   mas que  el conjunto  de  una  sociedad política y jurídicamente organizada capaz de imponer la autoridad de la ley, es un monopolio en manos de los mercados financieros, que carentes de estrategias de empleo imponen  la factura de sus excesos, y  tomando a saco el  control,   hacen que todo funcione  en exclusiva ventaja  de sus propios intereses, contando con el beneplácito y la colaboración necesaria   del sector mayoritario de la representación política.

Por tanto,   conducidos por un  gobierno en funciones, carentes de autonomía financiera,   perdido el derecho a decidir  y con un Estado que mas que una solución resulta ser un problema; sumado a ello el  afianzamiento del modelo neoliberal donde  prevalece la protección de los capitales nacionales y extranjeros en detrimento del  derecho al trabajo,   en ese contexto enrarecido, es  indudable que  por mas medidas legislativas  que se planteen en materia laboral, por mas mensajes propagandísticos que se emitan, cada día que transcurra con este lastre a cuestas,  la creación  y  estabilidad en el empleo mas que una posibilidad  se antoja una quimera, salvo que la mayoría social apueste por la erradicación del  neoliberalismo  a través del  reemplazo político y la derrota de los mercados especulativos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
12019
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.