Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lavozdenicaragua escriba una noticia?

El elefante y la estaca

05/06/2013 02:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imagePor: Cristiana Guevara-Mena - ¿Alguna vez se han preguntado por qué un elefante no se escapa de un circo? Pues, resulta que agarran a un elefante bebé y lo amarran a una estaca con una cuerda o cadena que es a su vez enterrada. Siendo aún un elefantito, por más que tire de la cuerda o de la cadena al que está amarrado para poder soltarse y escapar, no puede porque no tiene suficiente fuerza. A medida que va creciendo, el elefante se va convenciendo de que no puede soltarse y se resigna a ser un elefante amarrado a esa estaca. Cuando ya el elefante está grande, con toda la fuerza que eso implica para poder arrancar la estaca y salir corriendo, no lo hace porque el elefante se ha auto convencido y resignado que no puede escaparse del circo porque desde pequeño no pudo soltarse de esa estaca.

Como pueblo, a lo largo de nuestra historia hemos vivido en un ambiente de corrupción, maltrato, atropello, e injusticias de parte de nuestros gobernantes. Ha pasado ya tanto tiempo que ya lo vemos como algo natural. La pobreza que vivimos a diario lo vemos con tanta naturalidad que a veces ni lo notamos, se ha convertido en el pan nuestro de cada día. Que los dirigentes políticos abusen de cualquier forma posible, violen la ley y hagan juegos sucios desde sus puestos lo vemos como el circo donde vive el elefante. Aparentemente es una verdad que no podemos cambiar, porque nos han querido convencer que somos incapaces y débiles para transformar nuestra realidad. Los cirqueros de turno nos han querido domesticar como pueblo al punto que nos demos por vencidos de soltarnos libres.

Actualmente, los dueños del circo creen que se puede vivir explotando y abusando siempre del elefante para poder generar ganancias en su circo y se mantenga de pie. Ellos creen que los atropellos, las amenazas y las asfixias económicas que le dan al pueblo servirán como la estaca del elefante para que no se libere y siga adiestrado y obediente. Según ellos, estas tácticas servirán todo el tiempo. Sin embargo, para su propio lamento, ellos no cuentan con que el elefante se entere de su tamaño, capacidad y fortaleza para que se suelte de la estaca, les destruya todo el circo, y de paso los aplaste. Esa forma de mantener amarrado al pueblo no les durará por mucho tiempo.

Los azotes de adiestramiento como: el alza injusta de los servicios públicos de luz, agua y servicios de comunicación al punto que se vuelva impagable para la gran mayoría de la población; el empleo condicionado a cambio de lealtad al partido; y sobre todo, la plaga de la corrupción regada hasta el último rincón de las instituciones del Estado. Estos latigazos que usan contra el pueblo para mantenerlo domesticado y amarrado a su estaca de pobreza y miseria, no duraran mucho puesto que los domadores de fieras se creen invencibles, cuando son en realidad frágiles y asustadizos, y le tienen miedo a la grandeza del elefante. Es por eso que dichas flagelaciones no serán suficientes para mantener al elefante amarrado a la estaca que supuestamente lo tiene preso, no hay consistencia ni en el domador, ni en la estaca. Ahora, el elefante ya está grande y tiene toda la fuerza necesaria para destruir todo aquello que lo reprimía de su libertad.

Para que el pueblo se suelte de su estaca, en preciso que se entere y tome conciencia de su propia fuerza y tamaño. Ya no es un elefantito al que pueden engañar fácilmente amarrándolo a una estaca del cual no se podía soltar. Ahora es tan grande y fuerte que es capaz de destruir todo el circo que lo rodea que representa corrupción, sometimiento y pobreza. Tenemos tanta fuerza como pueblo que ya no habrá estaca que valga para mantenernos presos y domesticados por unos simples domadores de bestias que en realidad nos tienen más miedo a nosotros que nosotros a ellos. Ellos saben muy bien que no son más que minucias al lado del gran elefante. Debemos ver que la estaca que nos tiene amarrados no es más que eso, una estaca. Sólo hace falta que el elefante se despierte, tome fuerzas, destruya el circo y sea libre. Como todo elefante debe ser.

Fuente: Http://ensayospoliticosbilingues.blogspot.com/2013/05/el-elefante-y-la-estaca.html#.Ua1JZdLjSOk


Sobre esta noticia

Autor:
Lavozdenicaragua (111 noticias)
Fuente:
lavozdenicaragua.blogspot.com
Visitas:
194
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.