Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lavozdenicaragua escriba una noticia?

No a todos les va bien - Por Edmundo Jarquín #Nicaragua

09/12/2012 15:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imagePor Edmundo Jarquín - Que piedras, llantas quemadas, morterazos y mucha rabia, haya sido la fórmula que decenas de comerciantes del Mercado Oriental hayan tenido que emplear frente a la Dirección General de Aduanas (DGA), para que después de muchos meses de espera, pudieran desaduanarles la mercadería que habían importando para la temporada navideña, ilustra, y este es solamente un ejemplo, que no a todos los empresarios les va bien con este gobierno.

Señalamos lo anterior porque con motivo de la reforma tributaria, la negociación del salario mínimo, el inminente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la positiva evaluación que de las prácticas comerciales internacionales de Nicaragua ha hecho la Organización Mundial de Comercio (OMC), las seguridades y facilidades que se han dado a algunos grandes inversionistas, entre otras noticias económicas recientes, dirigentes del sector empresarial han sido generosos en su reconocimiento al gobierno de Ortega. Y tienen razón para así hacerlo porque en su visión corporativista del Estado, Ortega se cuida, y mucho, del flanco de los grandes empresarios. Él mismo, y sus allegados, son ahora grandes empresarios.

He escuchado comentar que para esta nueva etapa de Ortega en el gobierno, y tomando la lección de los años 80 y su final, dirigentes cubanos le habrían recomendado que "no se peleara con los gringos, que no se peleara con los grandes empresarios y que no diera elecciones libres". Probablemente ésa no sea más que una manera anecdótica de interpretar lo que está pasando, pero que ciertamente resulta pertinente.

La gran pregunta es: si se obtiene como favor político lo que en una economía de mercado con régimen democrático (porque hay economías de mercado sin democracia) debería ser derecho de los empresarios, y de todos los empresarios, ¿qué ocurrirá cuando desde la lógica monopólica de los "gobernantes-empresarios" esos favores comiencen a escasear? Porque no se debe olvidar que detrás del problema que han enfrentado los comerciantes del Mercado Oriental muy probablemente está lo que recientemente se denunció a través de investigaciones periodísticas: unos pocos de esos "gobernantes-empresarios", han monopolizado la tramitación de las gestiones de importación, y si no se importa a través de ellos, en la DGA se atrasan los trámites, se sobrevalora y consecuentemente se sobre afora, haciendo daño a comerciantes y consumidores porque ambos tienen que pagar más. Como se ve, hasta aquí llega, frente a la muralla de intereses económicos corruptos, el "cristianismo, socialismo y solidaridad" del gobierno de Ortega.

Al escribir este artículo se ha anunciado que organismos gremiales del sector privado llevarán el tema de la DGA ante el gobierno. Buena y reconocible decisión. Muy probablemente, y ojalá que así ocurra, algunas decisiones positivas obtendrán. Pero el daño está hecho. Y esto no es lo peor. Otro precedente de gobierno de las personas y no de las leyes se habrá establecido, y desde la lógica de ese gobierno de las personas la lectura será: "lo que yo hoy te doy, mañana yo te lo puedo quitar".

El perdona vidas

Uno de los aspectos más negativos de nuestra realidad, es que Ortega ha logrado instalar en algunos sectores una lógica perversa, semejante al de un "perdona vidas".

Ortega no ha confiscado como en los ochenta, y se le agradece.

Ortega no ha provocado grandes desequilibrios macroeconómicos, y se le agradece.

Ortega no se ha peleado con los gringos, y se le agradece.

Ortega no reinstaló el Servicio Militar Patriótico, y se le agradece.

Y así sucesivamente, como si los nicaragüenses no tuviésemos derecho -¡y constitucional, por cierto!- a que no hayan confiscaciones, a que se gobierne con responsabilidad macroeconómica, a que no haya guerras y conflictos, y que por tanto tengamos que estar "agradecidos" con un gobierno que a cambio de esos "favores" viola las leyes, no da elecciones libres, y cuando es el caso reprime, como recientemente en Nueva Guinea y antes en San Juan del Río Coco, San José de Cusmapa, en las calles de Managua y en la entrada y calles de León, entre otros episodios de brutal represión.

En el colmo de esa lógica perversa, Ortega crea problemas para luego aparecer solucionándolos. Esta semana se conoció de una invasión de tierras en Tipitapa, y luego trascendió que la misma había sido instigada por dirigentes Orteguistas de ese municipio. Como ha ocurrido con otras invasiones de tierras, siempre alentadas desde el Orteguismo, luego aparecerá el gobierno "solucionando" el problema.

Desde luego, en la mente de quienes han caído en esa lógica perversa que Ortega ha logrado instalar, algunos políticos que no nos sometemos a la misma resultamos incómodos. Bueno, también resultaban incómodos los políticos, como Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, que no cayeron en la lógica del poder de Somoza, muy semejante al de Ortega, y la historia demostró que esos políticos "incómodos" tenían la razón.

Y la Roya...muy bien, Señor

A propósito que no a todos los empresarios les va bien con este gobierno, me llamó un mediano productor cafetalero de Matagalpa para pedirme que comentara sobre los estragos que en vastas zonas cafetaleras del norte del país está provocando la Roya, sin que el gobierno haya emprendido alguna acción de emergencia significativa.

Obviamente, me dijo el productor, que no estamos esperando que el gobierno solucione el problema, pero que nos ayude a solucionarlo. Al menos, agregó, debería haber una amplia campaña educativa que nos indique que opciones técnicas tenemos para batallar con la plaga. He escuchado, continuó, que hay países que han aprendido a convivir con la Roya, y que incluso las técnicas para enfrentarla han conducido a mayor productividad, pero aquí no tenemos gobierno que nos diga cómo hacerlo.

Ese productor me dijo que estaría atento a escuchar mi comentario al respecto. Le agradecí y le dije que ése no era el problema, que el problema era que el gobierno escuchara.


Sobre esta noticia

Autor:
Lavozdenicaragua (111 noticias)
Fuente:
lavozdenicaragua.blogspot.com
Visitas:
289
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.