Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lavozdenicaragua escriba una noticia?

De dictadores y serviles

20/06/2013 14:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageCartas de amor a Nicaragua: Por Fabio Gadea Mantilla - Querida Nicaragua: Asombrosa la rapidísima aprobación de la iniciativa de ley para la implementación del megaproyecto del Canal Interoceánico, enviado con carácter de urgencia a la Asamblea Nacional.

Los ilegales diputados de la bancada danielista se atropellaban los unos a los otros. Escucharon la ininteligible lectura del mismo a cargo de las dos damas secretarias de la directiva y ansiosos marcaron el sí en la pizarra electrónica. Inclusive un liberal constitucionalista, don Wilfredo Navarro, se sumó a la tropa orteguista.

La actitud digna de la Bancada Democrática quedará escrita con gallardía en la atormentada historia de nuestra Nicaragua, plagada casi siempre de dictadores, de serviles y borregos que ejecutan sus órdenes sacrificando dignidad por prebendas y jugosos salarios y negocios.

Dice Giovani Papini, el célebre escritor italiano, que ningún dictador puede mantenerse en el poder él solo. Siempre necesita varios círculos de serviles a su alrededor. A todos ellos los recompensa de acuerdo al comportamiento que tengan, al grado de servilismo que demuestren, en la medida en que obedezcan sin chistar sus órdenes.

Una vez entrando a cualquiera de los círculos del dictador, los serviles solo tienen ojos para su jefe, el presidente de la República, sea legítimo o sea cualquier machetón que tomó el poder por golpes de Estado o por abusos, robos y sinvergüencerías. El servil se convierte en un adulador y no tiene más ojos que para su patrón ni más consigna que la del partido en el poder.

Igual si sale escogido como diputado, o como magistrado, o como contralor, o como ministro o viceministro o cualquier otro cargo con mayor o menor importancia.

Sus amigos lo llaman para conseguir una cita y la secretaria siempre contesta que está "en una reunión". Vuelve a llamar y está en otra reunión, repite la llamada y anda fuera del país y regresa en dos semanas. El tipo se volvió inabordable, invisible, no se puede hablar con él. Está muy ocupado atendiendo asuntos que le encarga su jefe.

Estos serviles me recuerdan una vieja fábula. Es la fábula del águila que creía ser la única en poder volar hacia las alturas cercanas a las nubes.

No hay nadie, decía, que pueda llegar al pico más alto de la montaña.

Y muy orgullosa, un día el águila decidió volar y volar hacia arriba, desafiando los fuertes vientos. El águila de alas enormes y fuertes subió y subió hasta ponerse a la altura de la montaña. Le había costado varias horas de vuelo, estaba un poco cansada, pero logró llegar hasta la cima y colocarse orgullosa en el más alto acantilado de la montaña, desde donde se veía el fabuloso paisaje de los valles, ríos, lagos y lagunas.

Y estaba orgullosísima de su hazaña, cuando de pronto volvió a ver hacia una rama que había crecido en la inclemencia de aquel paraje. Y llena de sorpresa miró que caminaba garbosamente un pequeño gusanito, que también había subido la montaña.

Asustada y sorprendida el águila le preguntó cómo había hecho para subir hasta la cima de la montaña. Y el gusano contestó: muy sencillo. Arrastrándome… arrastrándome.

Quien tenga oídos para oír que oiga, y ojos para ver, que vea.


Sobre esta noticia

Autor:
Lavozdenicaragua (111 noticias)
Fuente:
lavozdenicaragua.blogspot.com
Visitas:
246
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.