Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Criticic escriba una noticia?

Dame 'brunch' y dime tonto

19/09/2018 11:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

Diez de la mañana de un domingo. Te duele la cabeza. Cada vez llevas peor lo de salir por ahí. Bebes cosas que juras y perjuras que no volverás a beber, como si tu sobriedad tuviera alguna oportunidad de comunicarse con tu alcoholismo. Esa juventud a la que todo el mundo hace alusión se esfuma, dando fuertes pisotadas en el suelo que te revuelven todo el cuerpo. Necesitas vomitar.

La juventud se parece a Mi gran boda griega 2. La primera parte está muy bien. Te ríes muchísimo. Te sorprende. Tu primera vez; quizá también la última. Luego pasan unos años y, de repente, out of nowhere, aparece la secuela. Tú no habías pedido una secuela. Querías quedarte con la original, tal y como estaba. Pero no. Tenía que haber secuela. Con más kilos, las primeras canas y sensación de hinchazón después de tres cervezas.

En una hora has quedado en un restaurante que sirve brunch situado en alguna parte del estado de Florida. "Cuidado con la gente de Florida, no los mires demasiado", te dijeron días atrás. En el sofá, lees que ha habido un tiroteo a diez kilómetros de donde estás, con varios muertos. Piensas un poco en ello, pero enseguida vuelves al plan, aliviado por el hecho de salir a comer algo y mantenerte ocupado.

De entre todos los anglicismos, brunch es tu favorito. Es una combinación de breakfast, el desayuno, y lunch, el almuerzo. Se suele tomar entre las once y las doce de la mañana, un intervalo de tiempo razonablemente intermedio entre ambas comidas como para rellenar una buena parte del día.

Pides un Uber. Veinte minutos de trayecto hasta el brunch.

Cuando llegas, la cola es larguísima. "¿Tenéis reserva?", dice el encargado. Negáis con la cabeza y os manda a la otra cola, la de la gente sin reserva. El brunch abre a las once, y la cola de reservas sigue creciendo. Los grupos de personas se bajan de los coches ataviados con sus mejores galas, preparados para el evento social de la semana. Tú no esperabas encontrarte con tal nivel de etiqueta. Te miras de arriba a abajo. Tus pantalones cortos y tu camiseta a rayas te hacen sentir fuera de lugar.

Las once, por fin. El encargado da paso y una especie de Black Friday ordenado se adentra en el brunch, listo para engullir su comida-desayuno. Ya sentados, el camarero informa mesa por mesa de que, por veinte dólares, el establecimiento ofrece barra libre de bloody marys, cerveza y mimosas. Tras meditarlo durante un par de segundos, acabas accediendo.

El tumulto resulta ensordecedor. Un globo con la frase "She said yes" (ha dicho que sí, al casamiento) sale volando desde una de las mesa. Un grupo de octogenarios con camisas hawaianas a juego se sienta al lado. Son tres, como nosotros. Le das un sorbo a tu bebida fancy de zumo de naranja con champán y observas la escena, deseando un futuro que se le parezca.

Piensas en ti, en tus amigos, en la gente de tu alrededor. Piensas en cómo nos pasamos la vida tratando de rellenar nuestro tiempo de brunchs y otros acrónimos. En cómo el aburrimiento nos mata y nos vuelve locos. En cómo necesitamos irnos de vacaciones y gastar todo el dinero de meses de trabajo en sitios más bonitos de lo habitual. En cómo la ropa que vestimos y las fotos que subimos a Instagram forman parte, también, de esa evasión constante.

Miras a uno de tus acompañantes, el promotor de todo el asunto del brunch. Se ríe, a punto de decir algo. "De la cena te encargas tú".


Sobre esta noticia

Autor:
Criticic (2157 noticias)
Fuente:
ctxt.es
Visitas:
1294
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.