Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

La Cumbre de Panamá cierra un ciclo para definir un nuevo rostro

10/04/2015 12:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

La Cumbre de las Américas, que comienza este viernes en Panamá, permite finalmente, a esa instancia de diálogo, cerrar un ciclo histórico y definir su rostro común, reuniendo por primera vez a representantes de todos los países de la región.

La histórica incorporación de Cuba a la Cumbre cierra un ciclo entero de aislamiento político y permite a la reunión poder atribuirse la representación de la visión y las prioridades de todo el continente, sin excepciones, después de medio siglo. Nunca antes todos los jefes de Estado y de Gobierno de los países americanos compartieron un recinto de discusión, detalle que pone de manifiesto la trascendencia histórica de la reunión de Panamá.

La última vez que todos los países americanos, sin excepción, estuvieron representados en un mismo evento fue en la Reunión de Consulta de los ministros de Exteriores de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la ciudad uruguaya de Punta del Este, en enero de 1962.

Esa reunión de hace 53 años se tornó tristemente famosa, sin embargo, porque marcó la 'exclusión' de Cuba del seno de la OEA, dando el primer paso en la transformación de la pequeña isla comunista del Caribe en una especie de paria continental. En 1975, la OEA dejó libertad a sus países miembros para tomar decisiones autónomas sobre sus relaciones con Cuba y, finalmente, la entidad anuló la resolución de exclusión durante una Asamblea Extraordinaria en 2009.

image
Más sobre

La I Cumbre de las Américas, convocada en diciembre de 1994 por el entonces presidente de EEUU, Bill Clinton, tuvo lugar muy cerca de Cuba, en Miami, aunque en ese momento a ningún líder regional se le ocurrió mencionar la silla vacía.

Desde esa primera cumbre presidencial continental, hace 21 años, ha pasado tanto tiempo que la presencia de Cuba en esta edición se había tornado un tema constante de la agenda para los países de la región. Cuando el presidente de EEUU, Barack Obama, participó en la que fue su primera cumbre de las Américas, que tuvo lugar en Trinidad y Tobago en 2009, prometió el inicio de una "nueva relación" con la región, un compromiso que fue recibido con algarabía generalizada.

Sin embargo, cuando en 2012 se organizó una nueva Cumbre, en la colombiana Cartagena, y la silla de Cuba continuaba vacía, ya no hubo forma de eludir la necesidad de discutir de forma franca tan ruidosa ausencia. En enero de 2014, la región mandó un mensaje inequívoco: todos los líderes de América Latina y el Caribe se dieron cita para una Cumbre en La Habana, acompañados hasta por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

En diciembre, Obama y el líder cubano Raúl Castro sorprendieron al mundo al anunciar el inicio de un esfuerzo por restablecer sus relaciones diplomáticas, abriendo así de par en par la puerta a una Cumbre histórica en Panamá. Por eso, si la exclusión de Cuba de la OEA en Punta del Este en 1962 fue la más sólida expresión política de la guerra fría en el continente, la Cumbre de Panamá tiene todos los elementos para representar el entierro de ese ciclo.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1425
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.