Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chantilly escriba una noticia?

Cuán cuidadosos hay que ser a la hora de dormir

08/08/2009 06:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tuviste un dia agotador y al final de tu dia solo quieres tirarte a la cama y no preocuparte por nada más, pero al cabo de media hora de esta en la cama; ¡oh sorpresa!

Sabemos que la importancia de tener un descanso de calidad para poder restablecer nuestras fuerzas y darle a nuestro organismo el momento de la autoreparación, pero sucede que en muchas ocasiones suceden cosas funestas durante el sueño. Muchas personas han muerto en su lecho de descanso a causa de un infarto. Remitiéndonos a la noticia más impactante de los ultimos tiempos Michael Jackson fallecío durante la noche mientras descansaba, cuantas otras personas mas habrán tenido infartos o complicaciones respiratorias peligrosas mientras dormían?, pero no solo por eso, preguntémonos: ¿Que otros peligros rondan nuestras camas?, es durante la noche cuando acechan los insectos y otras alimañas que buscan el calor de nuestros cuerpos o peor aún, nuestra sangre.

Habría que preguntar a un especialista para saber qué posibilidades tenemos de enterarnos si algún murciélago vampiro se introduce en nuestra casa y busca nuestra alcoba para mordérnos y lamer nuestra sangre. Creeran que esto es producto de la fantasía pero no. Es verdad, no se trata de los vampiros de las leyendas de terror de Transilvania. Me sucedió a mi; hace dos noches me acosté cansada junto a mi pequeña hija y justo a la media hora, rondaba las 11:30 p.m. entre dormida y despierta escuché el rumor de alas revoloteando muy cerca, pero como mi habitación está en un segundo piso y a menudo escucho el revolotear de los murciélagos que se alimentan del árbol de mango de mis vecinos que está previo a mi ventana. Si yo hubiera estado completamente dormida no lo hubiera sabido, porque el quiróptero se apostó justamente en la cabecera de mi cama esquivándo al abanico de pedestal oscilante que estaba justo a nuestro lado, al sentir el impacto y ver la silueta del animal ligeramente iluminada con el resplandor de la luz de la calle que entra por la ventana, me levante de ipso facto a encender la luz y el animal emprendío la huìda, pero al no encontrar una salida fácil optó por regresar a mi alcoba y resguardarse uno de los canales de la lámina de zinc justo en la esquina de la habitación.

Ya habíamos matado a otro de estos murciélagos que había caído en el lavatrástos

No le quite los ojos de encima y de pié sobre mi cama sostuve una sábana en la mano para derribarlo en cuanto saliera de nuevo, pero el animal notó mi ademán y se introdujo más luego de intentar salirse. Rapidamente me fui al otro cuarto a llamar a mi hijo mayor que aun roncaba ruidosamente para que me ayudara a matar al animal, lo deje al cuidado de la niña que dormía profundamente y bajé a buscar un insecticida que fué lo unico que me se me ocurrió usar para matarlo. Subí con el y le ayudé a mi hijo a alcanzar el techo colocándo una colchoneta enrrollada sobre la cama que estaba junto a la pared abajo del escondite improvisado del escurridizo invasor. Saque a la niña y la lleve al otro cuarto dándole a mi hijo la señal de ataque. Con la primera rociada el animal se movió y buscó la salida por el otro cuarto, yo lo esperaba pero no salió volando, se escuchó caer entre la pared y la lámina de metal que cubre la franja entre el techo y la pared. Bajé nerviosa aún a tomar agua a la cocina, bajé una segunda vez, miré arriba a la derecha y noté a un segundo murciélago pegado a la pared, llamé a mi hijo y al escucharme el animal trepó con sus garras hasta entrar en la cavidad de la pared. No supe más, no apagué la lamparita de noche y no dormí esperando un segundo ataque. Es pavoroso, pensar que estos mamíferos voladores transmiten la rabia y que estándo dormidos no podemos sentir su mordida. Y no exagero. Ya habíamos matado a otro de estos murciélagos que había caído en el lavatrástos no sabemos por qué, pero era igual a estos otros. Creo que la existencia de algunos caballos propiedad de gentes que viven a poca distancia está favoreciendo la reproducción de estos quirópteros chupasangre. Hace algunos años se publicó la noticia de una niña que murió de rabia por haber sido mordida por uno de ellos en una región rural de nuestro país Nicaragua. No es remoto que con el despale de los bosques estén migrando a la ciudad capital.

Este es un caso excpcional, a mi pensar, pero sea por esto o por otro peligro que nos aceche ha que tener alerta el sentido del oído, que como sabemos es el único que permanece activo mientras dormimos.

No le quite los ojos de encima y de pié sobre mi cama sostuve una sábana en la mano para derribarlo en cuanto saliera de nuevo


Sobre esta noticia

Autor:
Chantilly (1 noticias)
Visitas:
363
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.