Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que John Miller escriba una noticia?

Cristina Kirchner, una necesidad para Argentina

12/05/2019 08:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Eduardo Sanguinetti, filósofo, Buenos Aires. P ara NOVACristina Fernández ha presentado en la Feria del Libro "Sinceramente" y rastreando la escritura de esta mujer excepcional, en talento, coraje y carisma que la ungieron como abanderada del pueblo argentino, que la ama, sin condicionamientos, concluyo en una certeza: Cristina hoy, representa la tan vapuleada identidad nacional, de la cual los depredadores de la cultura y la literatura deberían hacerse cargo, instalando el "deber ser" en sus proto-pensamientos de medievales tardíos. Este impreso laminado, donde de manera amena relata su vida militante, con unas pinceladas por demás entrañables sobre su vida junto a su marido y amor Néstor Kirchner, Cristina nos ofrece un pantallazo pormenorizado de los últimos casi 50 años de nuestra historia, plagada de desaciertos cotidianos, libro que deja datos muy claros y certeros de nuestro derrotero de República empantanada en la mezquindad y explotación de una comunidad temerosa y quejosa.Libro que los buitres de la comunicación de medios corporativistas calificaron con términos difamantes y groseros, con sus magros recursos retóricos, de los que hacen gala día a día, haciendo relucir su acostumbrado resentimiento y odio a esta superlativa estadista que es Cristina. Me consta que incluso lo es a la mirada del mundo todo.No dejo de hacer mención que la presentación de "Sinceramente" ha sido un acontecimiento memorable y único en la historia de la Feria del Libro, por los miles que acudieron a su presentación, por los cientos de miles de ejemplares vendidos en un par de semanas, celebro este acto de unidad y alegría nacional, tan necesario en tiempos donde la tristeza y la indigencia se han instalado en Argentina. Estos informantes rentados, que acudieron desde el averno de sus vidas vacuas a ametrallar a Cristina, no sienten asco de sí mismos, no hacen un repaso de su pobre existencia plagada de controversias, mentiras, que sembrando caos en el caos impiden la conformación de la Nación.Sumo a los candidatos de escaparate peronistas, radicales y pseudoizquierdistas que tienden a polarizar las elecciones a llevarse a cabo este año 2019, mermando las posibilidades de que Cristina logre ganar en primera vuelta, si decide ser candidata, y entregando al de la Rosada la posibilidad de seguir siendo el presidente del espanto, la represión, la entrega y el permanente hostigar a un pueblo: el argentino. Creo que estas mascotas deberían partir a sus feudos de bajo tierra y hacer silencio, sus palabras son réplicas del eterno discurso de los fracasados, elevados a símbolo por farándula informativa.De la explotación a la exclusión, de esta a la eliminación, no hay distancias, al sojuzgamiento impuesto por el poder, nada le es imposible. El acuerdo al que llama el gobierno en estado de pánico a la denominada oposición es una "burla" a la ética, una subestimación al ciudadano empoderado en pleno uso de sus derechos y con la memoria intacta, recordando estos tres años y meses del peor gobierno de los últimos 100 años, que atentaron a la vida en paz y libertad de un pueblo.La barbarie y humillación se conjugan de manera magnífica con la mansedumbre que ha aprendido a incorporar el espanto a la frivolidad ambiente, que reina la ausencia de memoria, lleva a la misma a aceptar movimientos confusos de personajes que en las sombras van apareciendo, según transcurren los días. Un claro ejemplo lo tenemos en la dedicatoria que en la presentación de su libro "Rulo" Lousteau le hizo al "Coti", lo recuerdan ¿no? Lo vengo anunciando hace tiempo, pues las diversas y eficientes operaciones del "Coti" no han pasado desapercibidos en el acontecer político, mediático y social de la Argentina desde que cumplió funciones de ministro del Interior de Alfonsín a la fecha. Vaya si accionó en todos los espacios hasta en los pasquines del corazón. Extraña presencia la de este personaje. De Lousteau nada que agregar, "cambia de color según la ocasión."Y así los días transcurren con acontecimientos que instalan a los ciudadanos de a pie, en un espacio incierto donde el "eterno retorno" de lo que se cree perdido vuelve con máscaras diferentes y contenidos patéticamente similares a lo que hemos experimentado en décadas de oprobio y saqueo. Si no creyera en la eficacia de mis palabras dejaría de denunciar de manera cotidiana y placentera a los miserables de este mundo, el real y el virtual, y, estimado lector, cuántos/as alcahuetes, traidores y cobardes en puestos de poder, cuántos/as mentirosos, bocones, ladrones, hipócritas, ignorantes, psicópatas, mezquinos, envidiosos, ávidos y resentidos que en el día a día intentan, casi siempre con éxito, truncar nuestros destinos y destruir nuestras vidas.Pero a no preocuparse, todo está justificado para los disfuncionales gobernantes y sus acólitos, "los malignos" devenidos en medio y mensaje, los tramposos, "agentes dobles, triples, múltiples ad infinitum". Desde la aparición del psicoanálisis, el sentido no pertenece solo a la consciencia, sino a la inconsciencia, pero, ¿a qué pertenece el sin sentido?, ¿tiene sentido un virus?, ¿existiría un sentido más allá de la imagen invertida generada por la ficción de algún sentido?; la ficción del sentido proviene del modelo mecánico del lenguaje, de la suposición de un "para" metafísico, externo al propio organismo (uso, significado).Existirían pues dos posibles cualidades distintas para la clausura del sentido, en este tiempo y espacio: La falta de necesidad de un sentido. La necesidad de un sentido que no existe.En esta deconstrucción declaro la muerte del sentido, que ya no conmueve ni conduele al habitante del tercer milenio, quien tampoco ofrece exaltaciones y enaltecimientos en el florecimiento esplendoroso de cenotafios y sepelios, en una auténtica primavera de la ignorancia y la carencia de instintos básicos, donde la historia, ya carece de significado, la memoria se ha olvidado de ser destino y solo las Bolsas de Valores son permeables y vulneran la sensibilidad del ciudadano del mundo.Las naciones de Occidente cerraron sus fronteras a la "miseria del mundo", pero dejan fugarse millonarios capitales a paraísos fiscales que hacen a la estructura económica y social del Estado de una nación estafada. Los mercados pueden elegir a sus pobres, pues siempre se encuentran pobres más pobres, menos rebeldes, menos exigentes, más funcionales a ser explotados, "saldos fantásticos" de carne humana degradada, ya sin ánimos de lanzar el alarido de la ira y el dolor.Los pueblos amancebados, sumisos y anestesiados están cansados. Lo dieron todo, cedieron lo que no tenían y están solos, muy abatidos por el aparato neoliberal accionando en su cenit, aparato de dimensiones monstruosas, sumergido en el sarcasmo del pensamiento único, en plena vigencia.El régimen dictatorial -disfrazado de democracia- en el que permanecemos y a cuya autoridad estamos sometidos, sojuzgados y reprimidos -a pesar de poder en mi caso- manifestarlo en sentidas palabras, que serán satirizadas por la estupidez de los escribas del sistema de corporaciones multinacionales, no nos gobierna oficialmente, sino a través de marionetas a las que se los denomina presidentes, ministros y legisladores, siempre listos para lo que manden estas transnacionales, aún a costa de la vida y el hambre de los pueblos que los han elegido, haciendo uso del único derecho obligatorio, de que ¿gozan?, votarlos en elecciones ¿libres? sin Cristina candidata, como lo desean los abanderados de la mezquindad y el terror, los negociadores de la libertad y de la mentira del pueblo.¿Quién sino Cristina Fernández hoy hace un análisis pormenorizado y propone alguna alternativa válida, que se oponga realmente a esta realidad? Solo se escuchan ecos, se leen informes de informantes alcahuetes, habilitados para decir a modo de primicia lo que ya nadie ignora. Festival de estallidos de sordos, ciegos y mudos endémicos simulando disimular, negándose a asumir la caída del hombre y su destino. Pareciera que todos aprueban estas usurpaciones, conquistas, considerándolas inevitables, y me pregunto ¿no podemos al menos conquistar la libertad perdida, situándonos cada uno con dignidad y autodeterminación, aunque más no sea en los bordes, sino marginalmente?Nos han declarado una guerra a los que están atravesando momentos límites, en instancias básicas de sobrevivencia, no dejen de denunciar desde su espacio de trascendencia, y al que no le llega el sonido del llanto silencioso, de los miles que carecen de trabajo, techo y comida y se sienten desechos ante el atropello de gobiernos falaces y ridículos, que sigan la fiesta de la estafa y el fraude, bajo la molienda infame del genocidio que se está llevando a cabo con nuestras vidas y la de nuestros hijos, ¿por qué voy a creer que algo va a cambiar? Nada cambiará, excepto uno mismo.Solo tenemos una vida para vivir, debemos honrarla, y recordemos que lo esencial no ha sido dicho ni hecho, queda por crear un mundo a nuestra medida, aquí-ahora-ya, en nosotros y por siempre."¡Qué tiempos los que vivimos, hay que salir a defender lo obvio!"Bertolt Brecht


Sobre esta noticia

Autor:
John Miller (930 noticias)
Fuente:
blogdeleonbarreto.blogspot.com
Visitas:
529
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.