Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Corruptores guarecidos en la patronal

05/02/2016 12:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las asociaciones empresariales, más que amparar en su seno la actual caterva de corruptores, debieran desechar toda práctica restrictiva de la libre competencia para asumir sin paliativos su verdadera finalidad

Antes que el ahora "imputado" por corrupción   Alfonso Rus, ex-presidente popular  de la Diputación de Valencia contara en billetes el trascendido  importe  de  'dos millones de pelas'  de  su  tan sonora  mordida,   con anterioridad, a la sombra del  anonimato  alguien  había  realizado idéntica operación  para cuantificar  la entrega del cifrado    importe,   pues resulta obvio  que  en todo momento la picada     del corrompido atiende al  soborno   del corruptor. Extendida práctica  cuyos tentáculos invaden el  ámbito  patronal,   donde  por extensión  proyectan una ilustración de palpable deterioro y un pestazo nauseabundo en  el asociacionismo empresarial,   una ilustración  que lejos de erradicarse en el tiempo  amplia  su dimensión mas allá de lo imaginable    como consecuencia de su  acentuada  reproducción exponencial.  

De ahí que los escándalos de corrupción que salpican a la patronal no hagan más que repetirse y propagarse,   y ello, porque  esas entidades lejos de  desarrollar  el cometido de su auténtica finalidad en defensa de la libre competencia y en pie de igualdad, desde la manipulación, sus dirigentes en alianza con lo mas indecente de la clase política, utilizando  las malas artes y  el silencio cómplice, han trasformado  estas plataformas de representación en auténticas tramas de corrupción, en redes clientelares   donde el juego sucio y  la adulteración de  las reglas del mercado, han convertido la perversidad en norma de conducta  y el  compadreo  en exclusivo referente para ganar concursos y concesiones públicas.

Comportamiento ruín y repugnante que al margen  de todo código deontológico es amparado por  las cúpulas directivas de estas organizaciones, primando corporativamente   la falta de escrúpulos  en detrimento    de  quienes en el extremo opuesto, desde la sensatez,   hacen  de la función empresarial un ejercicio de honestidad; y todo a pesar de la competencia desleal de sus efectos    y  sabiendo que el  procedimiento  utilizado para la ilegal adjudicación de contratos públicos está fundado  en esquemas viciados  y prácticas corruptasrayanas en lo   delictivo, aún cuando, el hostigamiento recaiga  solo  en los políticos corruptos   mientras  estos  corruptores  de la órbita empresarial  siguen gozando de total impunidad.

Tal es así,  que a pesar  de ser público la inyección  por su parte de mafiosas comisiones al circuito de la corrupción   ninguno  de los implicados haya ingresado todavía en prisión.

Pérfida situación que dando carta de naturaleza a la arbitrariedad y al favoritismo viene a delatar  el escaso respeto  que han manifestado desde siempre en este país los componentes   del  ámbito  empresarial por la libertad económica, y su propensión a utilizar el dinero de los contribuyentes en beneficio  de sus  turbios intereses, una  tendencia degradante  de la que hay que excluir a los   pequeños empresarios por improcedente,  para conferir  la titularidad de tales prácticas a los  señores del euro, quienes  no reparan en utilizar  el canibalismo mercantil  del todo vale con la finalidad de  acrecentar su poder a toda costa.  Un desatino  que guarda relación directa  con la complacencia que este país ha mantenido históricamente con la corrupción y cuya continuidad no variará ni un ápice  en tanto  no nos dotemos de leyes implacables  capaces de dejar  sin efecto las prácticas  inmundas de estos  mercenarios.

Resulta un despropósito pretender acabar con la corrupción hostigando al político corrupto al tiempo de mantener impoluto al empresario corruptor

Por tanto en esta tesitura, resulta un despropósito pretender acabar con la corrupción  mediante el  simple hostigamiento de  los corruptos,   al ser totalmente imprescindible  para su erradicación  efectiva  acabar igualmente con los corruptores, pues se ha de tener  presente  que son precisamente  los miembros  de la trama empresarial  adictos a componendas  quienes sobornan a los corruptos, ya sea  de forma legal, ilegalmente o de ambas formas a la vez, situación  que nos induce  a escapar de la trampa discursiva de utilizar  la regeneración democrática en abstracto como planteamiento de solución.

Por eso, desde el punto y hora que el actual modelo de  Estado fue creado y vertebrado  adjudicando prerrogativas a empresarios y banqueros, no queda mas remedio  que mudar la situación a través de un cambio que transfiera  el  control democrático a la mayoría popular, toda vez que solo desde  ese nuevo esquema  se podrá luchar con éxito contra  la corrupción, los corruptos y sus corruptores.

Pues si como hasta ahora se intenta poner remedio  a la situación   hundiendo tan solo la carrera del político corrupto al tiempo de mantener inmaculada la del empresario corruptor, con tal actitud por contrapuesta, mas que lograr la regeneración del sistema se estará elevando por afianzamiento los niveles de corrupción.

Solo desde la renovación  dirigente, el compromiso  de responsabilidad y  la acción conjunta  de las  patronales  empresariales y los  partidos políticos,  con contundencia interventora  y coordinado proceder, se podrá poner punto final al actual desmoronamiento de la honorabilidad,   vía  expurga y limpieza  de las organizaciones de pertenencia con expulsión implícita  e inhabilitación  funcional  de quienes en  despiste de moralidad tomen la desviación de conducta como norma de comportamiento.


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
6858
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.