Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antonio Lerma Garay escriba una noticia?

El Cagliostro Rioplatense Llega a Mazatlán

28/11/2017 20:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

1872. Un ilusionista argentino llega a Mazatlán

 

A finales de diciembre de mil ochocientos setenta y dos, procedente de Sudamérica, llegó a Mazatlán el prestidigitador Julio F. Bosco, conocido en Argentina como “El Cagliostro del Río de la Plata”. Los mazatlecos llenaban a diario el Teatro del Recreo para ver los actos de ilusionismo, magia y adivinación que hábilmente ejecutaba el cagliostro argentino. Una noche el señor Bosco anunció a los asistentes que le había cortado la cabeza a un joven y que la había depositado en una caja. El gentío quedó asombrado cuando el ilusionista abrió la caja, la colocó sobre una mesa y apareció una cabeza carente de cuerpo. Pronto ésta comenzó a platicar y reír con el ilusionista. En un momento el cagliostro invitó al joven a fumar poniéndole un puro en la boca, y la cabeza sin cuerpo inhaló humo del cigarro para exhalarlo con satisfacción. Los mazatlecos se preguntaban cómo era posible que una cabeza sin cuerpo hablara, riese y aun fumara. El prestidigitador invitó a los asistentes a participar en la función, y un hombre subió al escenario a ver la cabeza parlante y a un metro de ésta fue incapaz de descubrir truco alguno. El ilusionista también sacó un juego de naipes e invitó a tres personas para que cada una tomara una carta, luego pidieron a la cabeza parlante que adivinara de qué carta se trataba. Todos los asistentes quedaron asombrados cuando la cabeza sin cuerpo acertó en las tres preguntas. La Cabeza Parlante del señor Bosco dejó a todo Mazatlán asombrado.

Una noche de jueves de finales de ese mismo mes el sudamericano ejecutó el acto denominado “Degollación de un Hombre Vivo”. Todo iba bien excepto que a la gente no le gustó mucho el hecho de que el señor Bosco utilizara cortinas para tapar el cuerpo al momento de cortarlo y al reunirlo. No obstante, los mazatlecos aplaudieron a más no poder.

El señor Bosco finalizaba sus funciones con un silforama producido por luz eléctrica proyectando sobre un cuadro variadas vistas, las cuales provocaban las delicias de los mazatlecos.

(Tomado de Mazatlán Decimonónico, de Antonio Lerma Garay)

 

*********

Don Julio Bosco tomo el nombre “Cagliostro” a partir del onde italiano Alessandro Cagliostro.

Silforama es una palabra compuesta, proveniente de “Silfo”, un ser fantástico o espíritu del aire, y del sufijo “rama” que significa vista, a la vista.


Sobre esta noticia

Autor:
Antonio Lerma Garay (105 noticias)
Visitas:
4512
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.