Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Libbyta escriba una noticia?

¿Como puedes ayudar a tu hiijo/a? Consejos practicos

16/10/2012 10:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esto es para ti, padre o madre de familia, unos consejitos sobre la importancia de dar a tu hijo o hija una buena educación basada en la confianza y apoyo a tu hijo/a. Haz que esa tarea esté llena de agradables retos y satisfacciones tanto para ti como para tu hijo/a

Los padres, a menudo, no tienen ni la menor idea cuando se trata de ayudar a su hijo/a en situaciones de una baja autoestima. Cuando lo único que tienen que hacer es estar allí para ellos/as. Un/a niño/a siempre necesita del apoyo de sus padres y escuchar a su papá o mamá decir: ‘Yo estoy aquí para ti, hijo/a mío/a, sigue adelante frente al mundo y si cometes un error, aquí estoy a tu lado para darte ánimos, decirle y demostrarle que estás con él/ella dispuesto/a a afrontar las consecuencias. Un hogar sólido le da al niño/a un sentido de confianza durante ese largo camino en la definición de su personalidad. Por lo tanto, puedo decir con seguridad que la baja o alta estima comienza en el hogar. Lo primero y más importante de hacer es apreciar a ese ser tan especial que es tu hijo/a. Se un buen modelo a seguir para guiar a tu hijo/a hacia una vida feliz.

No compares a tu hijo/a con ninguno de sus hermanos. Se agradecido/a por cualquier pequeña cosa que tu hijo/a haya logrado. Una palmadita en el hombro hace maravillas que incluso las palabras no pueden alcanzar.

Trata de convertir la debilidad de tu hijo/a en algo provechoso para él / ella, en lugar de criticarlo/a. Es totalmente admisible dar una crítica constructiva al niño/a donde pueda sacar algo provechoso de esa crítica. Debes de tener mucho tacto al hacerlo porque los niños/as pueden ser muy susceptibles.

Identifica los temores de tu hijo/a. Los temores pueden ser pequeños y sin mucha importancia para ti, pero que pueden ser enormes para él o ella y pueden arrastrarlos en el camino de su crecimiento.

Motiva a tu hijo/a. No todo el mundo es un genio nacido, pero un poco de motivación puede hacer maravillas.

Cuando uno escucha a su hijo/a comentando negativamente acerca de sí mismo/a, inmediatamente contestarle y decirle que nadie es perfecto/a y que seguramente hay muchas cualidades que é/ella tiene que no lo ha notado, como tener un lindo cutis o hermoso cabello, tener un círculo cercano de amigos/as, buenas calificaciones en la escuela o ser bueno/a en deportes.

La independencia es una virtud totalmente incomprendida. Los padres a menudo afirman que han dado a sus hijos/as todo el espacio que necesitan, pero a veces se olvidan de dejarles ser ellos/as mismos/as. La libertad de ser uno mismo es como la libertad de respirar. Es totalmente comprensible enseñar a sus hijos/as los principios, pero es igualmente importante que ellos/as también tengan su propio criterio de principios. Deja que el niño/a aprenda de su propios los errores, cuando no les puedes enseñar de los tuyos.

Sé amigo de tu hijo, conoce para lo que él/ella tiene destrezas; lo que a él / ella no le gusta, lo que le molesta, y luego guiarlo/a hacia sus puntos fuertes. Haz que tu niño/a esté consciente de las debilidades pero junto con las soluciones, y de cómo se pueden resolver.

Confía en tu hijo, de esa manera él / ella va a ganar un poco de confianza y conviértete en su amigo. Por otra parte, los niños/as no siempre están equivocados, y aunque así lo fuere, van a aprender de los errores, y por supuesto, por las consecuencias resultantes.

Que tomen parte en las decisiones importantes y las discusiones dentro de la casa. Involucrarlos en actividades que aumenten su autoestima, como la compra de un televisor nuevo, siempre se puede incluir al niño en la conversación y preguntarle lo que él / ella piensa de algún modelo en particular o cuál sería él / ella le gusta y por qué.

Los niños con problemas de autoestima tienen sentimientos difíciles (también lo hacen los demás, a veces) y para resolver algún problema, lanzan un ataque, descargan su ira sobre sus hermanos/as menores y esta actitud se convierte en una rutina. No alentar o sentir lástima por el niño. A veces, como padre o madre, tú tienes que ser firme. Hay que enseñarles a lidiar con sus emociones antes que estos incidentes sigan aumentando, o de lo contrario los niños continuarán esta ‘actuación’ o conducta en su vida por cada pequeña cosa que les moleste. Puede haber casos en los que el niño/a tiene que terminar las tareas escolares antes de ver televisión.

– No critiques, más bien discute los problemas con tus hijos y trata de buscar soluciones y no enfocarte en quejas y regaños.

– No castigues a la ofensiva. Los castigos son necesarios a veces para expresar las reglas a los/as niños/as, pero deben ser tales que no hacen daño físicamente o a su orgullo.

– No te excedas en protegerlo. Deja que el niño/a haga sus propias decisiones. Discute los pros y los contras antes que impliquen tus decisiones sobre el/la niño.

– No alabes al/a niño/a en exceso por sus logros. Ser normal con la apreciación, ya que los niños/as tienden a notar el elogio excesivo, e incluso si no lo hacen, van a ir en el lado equivocado de la confianza.

Una vez que estés consciente de los efectos de la baja autoestima en tu niño/a, tú tienes que ser muy cauteloso/a acerca de la conducta de tu hijo/a. Tu tienes que mirar hacia fuera por las señales y tener una conversación amigable con él/ella. Pero si tu piensas que ya es demasiado tarde y tu no puedes ayudar a tu niño/a, habla con un profesional. A veces, los niños/as con baja autoestima tienden a hacerse daño. Si este comportamiento se observa, lo mejor es buscar ayuda profesional de inmediato, antes de que las se empeoren.

Siempre estar ahí para tus hijos es una de las responsabilidades básicas de los padres. La baja autoestima se puede curar con una sola mirada, la mirada que te da cuando el él/ella mira sobre su / hombro y te encuentra de pie, sonriente, demostrando la fe en él / ella. Porque como Frederick Douglas dijo: ‘Es más fácil construir niños fuertes que reparar hombres rotos’.


Sobre esta noticia

Autor:
Libbyta (6 noticias)
Fuente:
comoelevartuautoestima.com
Visitas:
179
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.