Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

26-J: Jaque al neoliberalismo

13/05/2016 12:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A pesar del fiasco de sus postulados, el neoliberalismo permanece en el tiempo, tanto por la porfía de sus promotores como por la dejadez de la mal llamada izquierda, que incapaz de articular un marco económico alternativo optó por plegarse a sus pautas

En política nada es más ilustrativo  que  la expresión de los hechos, de ahí  que cuando la contundencia de los testimonios  delata  la negación de lo actuado,   resulte  absurdo persistir en el error de  negar el beneficio  de la enmienda, sobre todo  cuando su  resultado revela inequívocamente la ineficacia de su validez  y la nulidad de sus postulados,   tal cual ocurre con  el  neoliberalismo, conducido por el alternante bipartidismo del PSOE  y el PP,  que a pesar de su estrepitoso fracaso sigue siendo el  modelo  imperante y contra toda justificación la ideología que domina las dinámicas  del  funcionamiento político.

Tal es así,    que a pesar de  ser la causa del colapso financiero, de propugnar el uso de la crisis para imponer políticas impopulares, vaya mas allá en sus expectativas  hasta el extremo  de pretender subsidiar la democracia al interés de los grupos económicos, como puso de manifiesto  con su intromisión   en la fracasada  formación de gobierno,   cuya razón  para nada hay que buscarla en la aritmética electoral, sino en la maniobra  urdida desde esa élite  neoliberal que para garantizar la prórroga   de su doctrina,   no dudó en aplicar la burda maniobra  de utilizar al C´s como apoyatura  a una   socialdemocracia domesticada  en un intento de lograr con ello  la  abstención de Podemos amagando  con el mal mayor   de la estadía conservadora,   para así salirse con la suya y lograr sus planeados objetivos.

Una maniobra  para ingenuos, diseñada como  señuelo  con  la finalidad  de  hacer creer como cierta  la  idea que  el  neoliberalismo contribuye al crecimiento y al  desarrollo, cuando realmente, es justo la  antítesis de tal propósito .

Hablando por si solo el balance histórico de su aplicación,   que tras  treinta y cinco años de vigencia, reporta por todo  desenlace   la dramática situación que vive el país,   un   fracaso exponencial  que  en constante retroceso   trae al primer  plano  de la actualidad  el alcance de sus consecuencias, cuyo resultado, se  resume  a  través  del  desmedido  desempleo que provoca  la  rigidez del mercado laboral y al excesivo gasto público, que ha estado asfixiando a la economía, sin que  sus reformas lograsen por tanto ni el crecimiento sustentable como tampoco  una sociedad más equitativa.

Razones mas que sobradas  para  poner fin  a  la secuencia  de este neoliberalismo inservible,   suprimiendo  en consecuencia   todo  apoyo  electoral a la derecha promotora de su instauración, de igual modo, que  a esa izquierda moderada y socialista  que no dudó en  tomar en adopción idénticos postulados,   y exigir  a rajatabla  su estricto  cumplimiento,   a pesar   de la desaconsejable reiteración de  tres largar décadas de ubicación en la insolvencia  y el  quebranto.

La batalla política se ha de librar logrando derrotar intelectual e ideológicamente al neoliberalismo, para así, dejar sin efecto el inmerecido rol de su primacía

Ante la situación dramática causada por el neoliberalismo, lo primero que debemos hacer es cuestionar  que eso sea lo normal, y conscientemente asumir como propia  la  necesidad  de que sean otros quienes políticamente  tomen las riendas del poder   para que  en substitución aborden vía urgencia la redefinición de políticas de nuevo cuño e impulsen desde la renovación  una reconstrucción económica y social menos excluyente y más igualitaria, como único remedio de afrontar con solvencia el cambio que el país y la  situación requiere, pues solo a través de  reformas económicas y políticas será posible erradicar las perniciosas e inútiles  estrategias del modelo neoliberal. 

En todo caso para garantizar el éxito de la operación   de derribo, es inevitable establecer como premisa   que  ni la  democracia puede   quedar reducida  a papel mojado, ni las políticas económicas pueden conducirnos a la  catástrofe, y cuando esto ocurre como resulta ser el caso, reaccionar en consecuencia negando al neoliberalismo imperante  la propagada  aureola  de régimen natural que tiene adjudicada, pues toda  victoria política pasa por lograr su derrota intelectual e ideológica  como única fórmula  de acomodarlo  a su verdadera realidad y evitar con ello, que como hasta ahora  siga manteniéndose  en   boga a pesar del antagonismo  de su cúmulo de  fracasos.

De ahí que cara a los próximos comicios la candidatura  conformada  por    Podemos -IU y demás fuerzas confluyentes favorecida por su desconexión    de ataduras y dependencias, aparte del deber  de  recomponer en  lo sustancial  la configuración de  escenario político y liderar  la intención de voto  entre las  fuerzas concurrentes, sea la  llamada  a  comandar  la   batalla que se ha de librar contra   el neoliberalismo para lograr su derrota  y en consecuencia instaurar en su defecto  el modelo alternativo.  

Iniciativa que obliga a  desembarcar  en  el poder sin dejarse tomar por  él, paro lo que es necesaria además de contar con el refrendo popular, fortalecer  la alianzas  con las organizaciones y  movimientos de base


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
7247
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.